Piden transparentar información de donativos para afectados por sismo

Hay que evitar que las ambiciones electorales, que la lógica clientelar de los partidos políticos, tome en sus manos el proceso de recuperación, advirtieron especialista en el foro Diálogo para la reconstrucción
Foto: Irvin Olivares/EL UNIVERSAL
28/10/2017
18:17
Astrid Rivera
México
-A +A

La información sobre los donativos y apoyos para los afectados por el sismo del 19 de septiembre debe ser transparentada, a fin de que la reconstrucción no sea utilizada en el proceso electoral de 2018, advirtieron especialistas.

Al participar en el foro Diálogo para la reconstrucción: Propuestas de la Sociedad Civil, Compromisos del Gobierno, Mauricio Merino, coordinador nacional de la organización Nosotrxs, comentó que la sociedad tiene derecho a conocer toda la información sobre el destino de los apoyos para los damnificados del sismo, por lo que los ciudadanos tienen que exigir que se ponga a disposición del público todos estos datos.

“Hay que evitar a toda costa también que las ambiciones electorales, que la lógica clientelar de los partidos políticos tomen en sus manos, se metan, intervengan en el proceso de recuperación, se nos viene un año muy difícil, un año electoral. No podemos permitir que el proceso de reconstrucción se confunda con esa mecánica de la visión política, de la construcción de clientelas y de la codicia de los que hacen negocios, ninguna de las dos cosas son tolerables” advirtió.

Comentó que la transparencia, el acceso a la información, la capacidad de diseñar una ruta de largo aliento para la reconstrucción de la ciudad se convierte en un asunto vital, en la que la ciudadanía no puede someterse a las dinámicas habituales de los espacios de autoridad, sino que el proceso de reconstrucción debe ser incluyente en el que los ciudadanos participen.

Resaltó que la recuperación  tras el sismo requiere de un proceso ordenado y de largo aliento, por lo que la organización Nosotrxs ha propuesto la creación de un Fondo Único de Reconstrucción Nacional, la cual ha sido retomada por el gobierno capitalino, que integre todos los donativos y apoyos tanto del gobierno como de la sociedad civil y la iniciativa privada a fin de encausar de manera adecuada estos recursos, puesto que actualmente se desconoce cuál es el monto de las donaciones, así como su destino.

“La reconstrucción no puede ser un proceso fragmentario, desordenado que carezca de una planeación técnica impecablemente bien hecha, que carezca del respaldo de los expertos en estas tareas. Hemos insistido  que aun contando con la generosidad y las aportaciones de los sectores privados, de los recursos que han llegado de otros países,  hay que poner todo ese dinero junto con el dinero público en un sólo fondo que le dé coherencia a todo este proceso de reconstrucción”, dijo.

Enfatizó en la necesidad de transparentar no sólo la información sobre el destino de los apoyos económicos, sino también en poner a disposición del público las zonas de riesgo en la capital del país, a fin de implementar medidas de prevención que permitan a los ciudadanos actuar de mejor manera ante un sismo. “La Ciudad respondió mejor, pero no respondió de una manera articulada, que pudiéramos realmente salir avante de la emergencia, debemos estar preparados para eso, porque va a seguir temblando”.

Ricardo Becerra, comisionado para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la CDMX, comentó que se deben superar los antagonismos entre sociedad y Estado, a fin de que trabajen juntos en la reconstrucción del país; resaltó que el sismo del 19 de septiembre representa una oportunidad para impulsar la participación ciudadana.

Resaltó que para la reconstrucción de la Ciudad de México se requiere de un nuevo modelo de planeación urbana que no fomente la división de los diferentes estratos económicos con el objetivo de evitar la división entre los diferentes estratos económicos; enfatizó la necesidad de construir mayor infraestructura bajo un enfoque social en el que todos los servicios básicos como la luz y el agua puedan llegar a toda la población.

“Estamos obligados a pensar la política social como política de infraestructura, hemos gastado mucho dinero en entrega de dinero de forma clientelar, cuando en su lugar debemos invertir en infraestructura como un concepto de justicia social. Tenemos un nivel inaceptable de inversión pública que nos está costando muchas vidas”.

Jesús Arturo Flores López, director ejecutivo de Participación Ciudadana y Capacitación del Instituto Electoral de la Ciudad de México, comentó que la participación ciudadana, en especial la de los vecinos, se ha incrementado en la capital del país, en especial después de la consulta ciudadana sobre el corredor cultural Chapultepec, lo cual se vio reflejado en la movilización de la ciudadanía tras el sismo, en donde la gente acudió a ayudar tanto en las labores de rescate como repartiendo comida a los voluntarios y damnificados.

“Antes del sismo ya había una intención muy manifiesta de la ciudadanía de participar en mecanismos que no fueran necesariamente una elección. Espero que la sacudida del sismo sea aprovechada por la administración pública para que las instituciones sean mucho más sensibles para que la gente sienta la posibilidad de empoderarse en su comunidad”, expresó.

El foro tuvo como objetivo unificar la visión de la sociedad civil, autoridades y afectados en torno a temas como la articulación ciudadana y transparencia de los fondos; a partir de estas temáticas se crearán manuales de mejores prácticas, protocolos de acción, guías y materiales que sirvan para trazar una cultura de prevención eficaz y articulada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS