Piden padres hacer más simulacros en escuelas

Demandan que sean semestralmente, “para estar mejor preparados, no sólo ante temblores”
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
29/09/2017
02:05
Teresa Moreno y Astrid Rivera
-A +A

[email protected]
 

Padres de familia pidieron atención sicológica y que se realicen más simulacros para el desalojo emergente de estudiantes.

Al cumplirse ayer nueve días del sismo del 19 de septiembre, continúan asustados y no los calma ver los dictámenes de seguridad estructural de la Secretaría de Educación Pública (SEP) pegados en el perímetro de acceso a los planteles.

“Que no nos estemos esperando a un simulacro anual, que haya más en todo el transcurso del año para que los niños y nosotros como padres de familia tengamos la conciencia de qué hacer en este tipo de casos, porque no nada más es un sismo, puede ser un incendio o la explosión de una gasolinera. No nada más es la escuela, sino también nosotros como padres de familia tenemos que prevenir”, señaló Guadalupe García.

En eso coincidió Laura Leticia García, quien ayer acompañó a su hija a la Escuela Secundaria Técnica número 31 Ingeniero Roberto Medellín Ostos, en la delegación Gustavo A. Madero. La niña continúa asustada por el temblor, que la tomó desprevenida en clase en el tercer piso del edificio escolar.

Antes de volver a abrir, la escuela fue visitada por un director responsable de obra designado por la Ciudad de México, a su vez avalado por la SEP y el Colegio de Ingenieros Civiles de México. El especialista determinó que el plantel es seguro y que puede retomar sus actividades con normalidad.

Carli Aritzi, hija de Laura Leticia, no se siente segura. La niña viste su uniforme, pero ha decidido que sólo ingresará al plantel para recoger sus libros y las cosas que dejó en su pupitre el día de la contingencia. De regresar a tomar clases a su salón, localizado en el tercer piso de ese edificio designado para los alumnos de primer grado, nada.

Escuela cerrada. Después de siete días de permanecer sin clases por el sismo de magnitud 7.1, Carlos, que cursa el tercer grado, se levantó temprano para retomar sus estudios en la escuela Estado de Durango ubicada en la colonia Morelos, delegación Cuauhtémoc, pero al llegar vio que las puertas estaban cerradas.

Pese a que este plantel aparece en la lista de la SEP entre las escuelas que retoman actividades tras acreditar que no tienen daños estructurales en sus instalaciones, y que por lo tanto no representan un riesgo para los menores, la secundaria no reinició sus labores cotidianas.
28sep2017-aulasprovisionales.jpg

En sus puertas mostraban el certificado de dictamen estructural emitido por autoridades de la CDMX, en el que indicaba que las instalaciones estaban en buenas condiciones. Sin embargo, en una cartulina pegada en el portón se leía que las clases serán reanudadas hasta que la SEP y el gobierno local lo autoricen.

“El dictamen de seguridad indica que el edificio está bien, sin embargo, las clases se reanudarán hasta que el gobierno de la CDMX y la SEP lo autoricen. Atte. La dirección”, señala el cartel.

Carlos y su hermana, Karen, de seis años, fueron los únicos que llegaron a la primaria, pues no se enteraron de que las clases se pospondrían. Gloria Ortega, madre de ambos niños, comentó que la noche anterior ingresó a la página de la SEP para revisar que la escuela, ubicada en la calle Francisco González Bocanegra, estuviera en la lista de centros escolares que retomaban clases el 28 de septiembre.

“Antes de traerlos a la escuela revisé la lista de la SEP y la escuela estaba en ella, no entiendo por qué no hay clases, nadie nos avisó. Ojalá regresen pronto a clases porque se atrasan bastante, ya fueron muchos días”, enfatiza la mujer.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS