PGJ recreará virtualmente derrumbe de la escuela

Se busca encontrar fallas estructurales en el diseño del inmueble y fincar responsabilidades
(Foto: AP)
28/09/2017
02:04
David Fuentes
-A +A

[email protected]

La Procuraduría capitalina investiga la calidad de los materiales con los cuales se construyó el Colegio Enrique Rébsamen, en la delegación Tlalpan, cuya infraestructura colapsó a raíz del sismo del 19 de septiembre, que alcanzó los 7.1 grados.

La dependencia además informó que ya hay 113 carpetas de investigación contra empresas inmobiliarias, 40 abiertas de oficio y 73 por particulares, dos de ellas corresponden a la escuela.

Un equipo especial compuesto por peritos en arquitectura, en fotografía, de policía facultada, así como de agentes de investigación de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) buscan utilizar tecnología de punta con la que cuenta la dependencia y reconstruir virtualmente la parte que colapsó del Colegio Enrique Rébsamen.

Para después, simular el momento justo en el que el edificio se vino abajo y provocó la muerte de 19 niños y ocho adultos. Esto, con la finalidad de encontrar fallas estructurales en el diseño del inmueble y la causa real que explique lo sucedido y así fincar responsabilidades que podrían ser contra la dueña y directora del plantel, contra el responsable de la obra o incluso con alguna dependencia de gobierno en caso que se encuentre alguna omisión de ésta. Para lo anterior, la procuraduría capitalina colocó los sellos para el resguardo del inmueble, una vez que se retiraron los efectivos de la Secretaría de Marina que trabajaron en el rescate y en la búsqueda de cuerpos sin vida de ese lugar.

Cuando se tenga el dictamen que indique que no hay riesgo para los oficiales que harán este trabajo, se iniciara con la recopilación de datos para la reconstrucción virtual y su posterior derrumbe, con el cual se busca determinar también si existió un fallo, error u omisión en las escaleras de emergencia, las cuales supuestamente no conducían directamente al patio del plantel.

Se espera también la certificación del INVEA para determinar si la documentación que presentó la escuela no es falsa.

Hasta el momento no hay personas detenidas ni imputadas por las muertes que dejó el derrumbe; sin embargo, continúa el proceso de entrevistar como testigos a maestros, la directora y padres de familia de los niños que murieron en el evento para integrar la carpeta de investigación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS