Operan en el IMSS a niña que nació con órganos fuera del abdomen

La gastrosquisis es un defecto de nacimiento que se presenta cuando los músculos de la pared abdominal del bebé no se forman correctamente al inicio de la gestación, provocando que los órganos se salgan del cuerpo a través de un orificio al lado del ombligo
Operan en el IMSS a niña que nació con órganos fuera del abdomen
Foto: Especial
09/04/2018
12:04
Perla Miranda
-A +A

Nació hace cinco meses, sus intestinos grueso y delgado, el estómago, la vejiga y otros tejidos se desarrollaron fuera del abdomen, en cuanto salió del vientre de su madre fue trasladada a cuidados intensivos de la Unidad Médica de Alta Especialidad del IMSS en Yucatán en donde salvaron su vida.

Juan Buenaventura Xequé Alamilla y Alejandra Guadalupe Alcocer Aguilar, jefes de la División de Pediatría y de Neonatología, de la UMAE explicaron que el padecimiento con el que nació la menor de edad se conoce como gastrosquisis.

Es un defecto de nacimiento que se presenta cuando los músculos de la pared abdominal del bebé no se forman correctamente al inicio de la gestación, provocando que los órganos se salgan del cuerpo a través de un orificio al lado del ombligo.

La niña nació en octubre del año pasado y su condición era grave y de alto riesgo, no sólo por el nacimiento prematuro y por pesar un kilo 600 gramos, sino por las dos cirugías que se debían realizar de forma urgente para colocar los órganos en su lugar.

La madre de familia, quien tiene 20 años, fue alertada de la situación de su bebé durante el control prenatal. En la Unidad de Medicina Familiar número 57 “La Ceiba” le practicaron un ultrasonido en donde detectaron la gastrosquisis por lo que se le canalizó a la UMAE con especialistas en  perinatologia.

Esta malformación requería de cirugía al momento de nacer, por lo que se programó la cesárea a las 36 semanas de gestación. En cuanto la niña nació  fue trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales para realizarle la primera cirugía, en la que colocaron una cubierta y una semana después, cuando creció la cavidad del abdomen, se practicó la siguiente operación, en donde juntaron los músculos del abdomen y se realizó el cierre del mismo.

Han pasado cinco meses desde que nació la pequeña y los especialistas auguran que puede tener una vida sin mayores complicaciones, con los cuidados y seguimiento adecuados.

AV

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS