Oceanografía rechaza trata de personas hacia empleados

Se garantiza el respeto a los derechos humanos, argumenta empresa
Amenazas laborales. Los empleados de Oceanografía eran obligados a permanecer en los barcos, acusó la senadora Adriana Dávila (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
21/03/2018
04:18
Manuel Espino Bucio
-A +A

[email protected]

La empresa Oceanografía rechazó que se haya incurrido en trata de personas con su personal, como acusó la senadora panista, Adriana Dávila, quien denunció que el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) negó pagos a los trabajadores durante el tiempo que estuvo al mando. 

Al contrario, respondió: “Se garantizó el respeto a los derechos humanos de todos los trabajadores sin importar el nivel jerárquico o las actividades que se realizaban”.

Oceanografía, que fue propiedad del empresario Amado Yáñez, procesado por fraude, se dijo respetuosa de la gestión del SAE, organismo que, aseguró, “se desempeñó como especialista concursal cuando administró a la empresa, así como de la Procuraduría General de la República (PGR), durante los días que tuvo a su cargo la naviera”.

La empresa señaló que reprueba las violaciones a los derechos humanos, ya que constituyen una agresión a la dignidad y libertad de las personas, por lo que afirmó que en todo momento garantizaron el cumplimiento de las disposiciones generales de la Ley Federal del Trabajo.

La senadora panista acusó que durante la gestión de Emilio Lozoya al frente de Petróleos Mexicanos se cometieron irregularidades contra los empleados de la compañía, quienes, según ella, eran obligados a permanecer en los barcos bajo la amenaza de que si los abandonaban serían despedidos.

La empresa fue asegurada en febrero de 2014 por la Procuraduría General de la República (PGR), que acusó a los propietarios de falsificar cuentas que entregó al banco para que fueran aprobados algunos préstamos.

Petróleos Mexicanos (Pemex) terminó por no reconocer esos documentos, por lo que se estableció que eran falsas y en función de eso fue intervenida.

Tras el aseguramiento de las embarcaciones e instalaciones, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) se comprometió a proteger los derechos laborales de lo 7 mil trabajadores que tenía Oceanografía.

El entonces secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete, afirmó que no contar con un sindicato ponía en una condición muy vulnerable a los trabajadores, por lo que se tenía que apoyarlos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS