Médicos del IMSS salvaron a Milagros

Ingresó al Hospital General de Tecomán con neumonía; la infección causa 15% de muertes en menores de 5 años
Milagros empezó con un cuadro de gripa y fiebre, después su estómago se hinchó y un dolor en el pecho le cortaba la respiración; una bactería adquirida fue la causa de su diagnóstico de neumonía (FOTOS: IMSS)
19/04/2018
01:47
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

Milagros empezó con un cuadro de gripa y fiebre, después su estómago se hinchó y un dolor en el pecho le cortaba la respiración. Todos los síntomas los presentó a su regreso de un balneario al que fue con su familia a vacacionar: una bactería adquirida en ese descanso fue la causa de su diagnóstico de neumonía.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la neumonía es responsable de 15% de todas las muertes en menores de cinco años y se estima que en 2015 mató a 920 mil 136 niños.

Al ver a la niña de cuatro años con los malestares, sus papás la llevaron al Hospital General de Subzona 4 del IMSS en Tecomán, Colima. Ahí, especialistas encontraron una gruesa costra con pus que se formó en su pulmón derecho: ese era el motivo por el que le costaba trabajo respirar.

La menor de edad fue sometida a una serie de estudios de rayos X, en los que se reflejó que se había acumulado líquido en el tórax a consecuencia de una bacteria que le provocó neumonía. El siguiente paso fue trasladar a la paciente al Hospital General de Zona Número 1 en Villa de Álvarez, en donde recibiría una mejor atención.

A su llegada a esa clínica le colocaron una sonda para eliminar el líquido del pulmón.

Fue necesario que realizaran ese procedimiento durante cinco días para poder drenar todo el líquido posible; ante la persistencia de la fiebre y la imposibilidad de limpiar toda el área afectada, se decidió realizar una intervención quirúrgica.

Jorge Pérez Godínez, cirujano que encabezó la operación, explicó que la cubierta natural del pulmón es muy delgada y elástica, pero en casos de una infección severa con derrame, como la que presentaba Milagros Guadalupe, la cubierta se hace gruesa, fibrosa y le impide al pulmón expandirse de manera adecuada para respirar con normalidad.

La niña tuvo que entrar a quirófano y estuvo dormida por más de cinco horas, tiempo suficiente para que tres cirujanos, dos anestesistas, un interno y una enfermera instrumentista pudieran abrir el tórax e introducir instrumental para abrir las costillas y llegar al pulmón, que en ese momento había dejado de funcionar, motivo por el cual se colocó oxígeno en lo que retiraban la capa de costra y pus.

La operación fue de alto riesgo, porque además de la infección una parte del pulmón en el lóbulo medio estaba necrosado, es decir, que el tejido había muerto a consecuencia de la infección, por lo que hubo que retirar la parte inservible y limpiar el resto del órgano.

Después de la intervención la paciente recibió apoyo con ventilación mecánica para que pudiera respirar mientras sus pulmones se restablecían.

Pasó casi un mes internada en el hospital de Villa de Álvarez. Fue dada de alta y regresó a su casa, en el municipio de Tecomán, en donde acude a revisiones periódicas con su médico familiar.

Toda la familia ha tratado de recobrar su vida cotidiana. Su papá, Luis Alberto Rincón, regresó a su trabajo; se dedica a manejar un camión de turismo, y su mamá, Martha Mendoza, es ama de casa.

Ambos padres agradecieron a los médicos que trataron a su hija desde que llegó al hospital en Tecomán y a los que la recibieron en Villa de Álvarez y se encargaron de su operación y su cuidado hasta que pudo ser dada de alta. Recordaron que el médico Pérez Godínez permaneció toda la noche al cuidado de la niña cuando salió del quirófano.

Pasaron más de cinco meses desde la intervención quirúrgica. La paciente ha cumplido cinco años y su estado de salud es excelente.

Realiza actividades al igual que otro niño, puede asistir a la escuela y jugar sin tener problemas respiratorios, tampoco es necesario que tome medicamentos para seguir con su vida cotidiana.

El Seguro Social invitó a los derechohabientes a que estén pendientes de cualquier sintomatología en los niños, en especial en los que no han cumplido los cinco años, puesto que son los más vulnerables.

Especialistas explicaron que la neumonía es una infección que afecta los pulmones y es considerada como una enfermedad peligrosa porque los alvéolos, que son los pequeños sacos que se inflan de aire al respirar, se llenan de líquido y pus, causando dolor y dificultad para respirar, como le pasó a Milagros Guadalupe.

Los niños menores de cinco años no sólo presentan fiebre, escalofríos y dolor, también pueden tener aleteo nasal, que es el ensanchamiento de la abertura de las fosas nasales, durante la respiración. En caso de que un niño se queje por estos malestares debe ser atendido de inmediato.

Mantente al día con el boletín de El Universal