Llama cardenal a obispos del país a conducirse de manera honesta y transparente

El Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, dijo que la administración económica de los templos del país es una indispensable responsabilidad y por ello cada obispo debe transparentar su encomienda en cada una de sus diócesis
Llama cardenal a obispos del país a conducirse de manera honesta y transparente
El cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México pidió a los obispos del país que se conduzcan con transparencia en la administración de cada una de sus iglesias. Foto: Archivo/El Universal
10/04/2018
20:13
Astrid Rivera
-A +A

Cuautitlán Izcalli, Edomex.- El cardenal Carlos Aguiar Retes llamó a los obispos del país a tener una administración honesta, transparente y solidaria de los recursos económicos de las iglesias.

Durante el segundo día de actividades de la CV Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el Arzobispo Primado de México indicó que la administración económica de los templos que cada uno tiene a su cargo es una “grave e indispensable responsabilidad”, destacó la importancia que cada obispo tome conciencia de llevar una administración transparente de los bienes, así como la colaboración de los presbíteros y los fieles laicos en esta tarea.

“Para nosotros los Sucesores de los Apóstoles, que conducimos una Iglesia Particular, la administración económica es una grave e indispensable responsabilidad. Hoy los Obispos necesitamos que cada Iglesia particular tenga conciencia clara de la importancia de llevar una administración honesta, transparente, solidaria y subsidiaria de los bienes; y para ello es necesaria la colaboración de los Presbíteros y de los fieles laicos”, dijo.

Aguiar Retes destacó que la administración de los bienes es un factor fundamental para el ejercicio pastoral, a fin de que haya una comunión en los recursos tanto financieros como humanos y estructurales, en beneficio de la comunidad de cada diócesis.

“La buena administración hará posible una puesta en común de los recursos humanos, estructurales, y financieros en beneficio de la comunidad eclesial de cada Diócesis”, subrayó.

Recordó que en la primera lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles se hace referencia a la realidad administrativa de la Iglesia primitiva, en la que todo lo ponían en manos de los apóstoles, y con ello satisfacían las necesidades de la comunidad, lo cual, si bien operaba entonces en comunidades pequeñas, no deja de ser un criterio para la Iglesia de todos los tiempos.

“Es verdad que eran comunidades pequeñas, donde la relación entre sus miembros era personal, y de amplio conocimiento entre ellos. Sin embargo no deja de ser un criterio para la Iglesia de todos los tiempos”, resaltó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS