Las monarca pintan de naranja el país

Como cada año, arriban a reserva en Edomex y Michoacán; su llegada coincide con tradición Mazahua y Purépecha
Las mariposas Monarca iniciaron en agosto su largo recorrido de más de 4 mil kilómetros, desde el sur de Canadá, cruzando Estados Unidos y el norte de México, para llegar al Estado de México y Michoacán. Foto: CORTESÍA CONANP
03/11/2017
02:05
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

Miles de mariposas monarca arribaron a los refugios de invierno que se ubican en el Estado de México y Michoacán, para adornar con sus alas naranjas las celebraciones de Día de Muertos.

Como cada otoño, las monarca llegan a los estados del centro y norte de la República. El primer registro de mariposas de esta temporada en México fue el pasado 5 de octubre, en Matamoros, Tamaulipas.

Información de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) señala que en agosto pasado, las mariposas monarca iniciaron su largo recorrido de más de 4 mil kilómetros desde el sur de Canadá, cruzando Estados Unidos y el norte de México para llegar con extraordinaria puntualidad a la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, en el Estado de México y Michoacán, para celebrar el Día de Muertos y cumplir con la tradición cultural de los Mazahua y Purépecha, de la llegada del alma de sus antepasados a través de una mariposa monarca en esta fecha.

Este lepidóptero es también conocido como la cosechadora, puesto que su llegada al país coincide con el tiempo de recolección, además, su color naranja simboliza el sol y la luz, que indican el camino para encontrarse con sus seres queridos.

Los primeros grupos de esta especie de la temporada 2017-2018, se encuentran actualmente llegando a los bosques de los santuarios del Estado de México y Michoacán, en un recorrido de reconocimiento, para luego establecerse y formar colonias durante los meses de noviembre de este año a marzo de 2018.

El primer indicio de mariposas en este año se tuvo el 5 de octubre, en la ciudad de Matamoros, en Tamaulipas. Los primeros grupos observados con más de 500 monarcas, se registraron el 18 de octubre en la carretera Sabinas-Presa Venustiano Carranza, en el municipio de Juárez, Coahuila, y el 25 de octubre se observaron las primeras perchas, con más de mil monarca agrupadas, en el Parque Nacional Cumbres de Monterrey, Nuevo León.

Hasta la fecha se tienen reconocimientos de su paso por los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, Guanajuato, San Luis Potosí, Aguascalientes, Chihuahua, Sonora, Guanajuato, Querétaro, Estado de México, Ciudad de México y Michoacán.

Durante esta travesía, esos insectos consumen agua, se alimentan principalmente de la flor asclepia curassavica y descansa en una amplia diversidad de árboles y matorrales que encuentran a su paso, principalmente sabinos y huizaches.

El fenómeno migratorio de las mariposas monarca, por su “Valor Universal Excepcional”, fue designado en el año 2008 como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

En los últimos tres años se ha avanzado en la generación de información a través de la Red Nacional de Monitoreo de la Mariposa Monarca, donde participan 22 estados de la República, 44 áreas naturales protegidas federales y 29 estatales, así como 10 organizaciones de la sociedad civil, 12 instituciones académicas, los tres órdenes de gobierno, 100 guardaparques y más de 10 mil personas que han ido trazando la ruta migratoria en México.

La Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca cuenta con un despliegue de la Misión Ambiental de la División de Gendarmería para asegurar la llegada de las mariposas.

Entre las recomendaciones para proteger a el lepidóptero en esta temporada está disminuir la velocidad a 60 kilómetros por hora cuando se transita por la carretera 57 del norte al centro del país, con el fin de no atropellar a estos insectos durante su migración de otoño.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) pide respetar las normas de la reserva y resalta que los propios ejidatarios indicarán las recomendaciones pertinentes para garantizar que las mariposas nos sigan visitando.

La dependencia pide acudir a los santuarios con apoyo de un guía especializado, acatar las disposiciones de cada santuario —que son iguales para todos— y no llevar aparatos de sonido, como grabadoras o bocinas.

Recomienda no dejar basura, ni hacer ruido y acudir bien abrigado, así como usar zapatos cómodos, puesto que es zona montañosa. La Semarnat solicita no llevarse mariposas —vivas o muertas—, puesto que eso “está estrictamente prohibido”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS