IMSS niega negligencia en dos casos de parto

Asegura que cumplió procedimientos; rechaza maltrato; atención obstétrica, prioridad para el instituto, afirma
El IMSS asegura que brindó la atención médica correspondiente a las dos mujeres que presentaron su queja luego de los hechos acontecidos. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
26/11/2017
02:01
Redacción
-A +A

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aseguró que no hubo negligencia médica y se brindó el servició correspondiente en el caso de una paciente que denunció mala atención en el Hospital General Dr. Rodolfo Antonio de Mucha Macías, en la Ciudad de México, a donde acudió para labor de parto.

EL UNIVERSAL publicó ayer el caso de dos mujeres, una de ellas, la que acudió al citado hospital, se quejó de maltrato por parte de los médicos cuando embarazada acudió al IMSS solicitando la práctica de una cesárea, ya que su bebé tenía el cordón umbilical enredado en el cuello, por lo que inició un procedimiento de reclamación de indemnización por responsabilidad patrimonial del Estado en contra del instituto.

Al dar su posición al respecto, el IMSS afirmó que “se brindó la atención médica correspondiente de conformidad con los procedimientos médicos aplicables” y aseguró que “no existió negligencia médica por parte del personal del instituto que atendió a la paciente, en virtud que considerando la edad del feto era muy riesgosa la práctica de la cesárea, de acuerdo a la opinión médica emitida”.

El IMSS mencionó que tiene un juicio administrativo en trámite con la paciente por los hechos referidos y que “será respetuoso de la resolución que en su momento emita la autoridad jurisdiccional”.

Informó que atiende cada año más de 300 mil partos y el cuidado de la atención obstétrica es una prioridad, por lo que la capacitación del personal médico para el respeto de los derechos humanos de las derechohabientes es permanente.

En el segundo caso de la publicación dada a conocer ayer, la afectada, originaria del estado de Quintana Roo, refirió haber sido víctima de maltrato por parte de médicos residentes y anestesistas del Hospital General de la Zona Médica Familiar 1 del IMSS.

La mujer comentó que luego de que le realizaran cesárea tuvo dolor acompañado de fiebre, y al regresar, dos días después, por los mismos síntomas, el médico del IMSS le recetó tratamiento para una infección en vías urinarias

Los familiares de la víctima decidieron llevarla a una clínica privada, donde supuestamente se enteró que le habían causado un derrame interno y perforación de la vejiga, luego tuvieron que retirarle la matriz, dejándola imposibilitada para tener hijos.

Al respecto, el IMSS señaló que realizó una investigación de los análisis proporcionados “en los que no se desprende que haya existido la perforación uterina referida, y la quejosa decidió ya no atenderse en el instituto”.

El instituto destacó que la atención proporcionada por su personal correspondió a lo establecido en las Guías de práctica Clínica, y se encargó oportunamente de informar a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre la investigación realizada. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS