Frío aumenta riesgo de enfermarse: Ssa

Niños y mayores de 65 años son los grupos más vulnerables; Recomiendan consumir alimentos ricos en vitaminas A y C
La Secretaría de Salud recomienda evitar cambios bruscos de temperatura para no contraer gripe común, neumonía o influenza (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/12/2017
02:15
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

En la temporada invernal las enfermedades que se presentan con mayor frecuencia son el resfriado común, la influenza, faringitis, bronquitis y neumonía, por lo que la Secretaría de Salud (Ssa) recomienda cuidarse del frío para evitar sufrir de estos males.

Información de la dependencia precisa del riesgo de contraer enfermedades de vías respiratorias altas: nariz, laringe y garganta, y bajas: tráquea bronquios y pulmones; así como enfermedades oculares y de piel.

La secretaría encabezada por José Narro Robles precisó que en esta temporada aumentan las consultas en los servicios de salud por enfermedades de vías respiratorias, sobre todo en niños y adultos mayores de 65 años, así como de personas con enfermedades crónicas, que son los grupos más vulnerables ante estos padecimientos.

Destacó que a pesar de que los virus que ocasionan infecciones respiratorias circulan todo el año, en esta época aumenta el riesgo de contagio de persona a persona. “Es fundamental la vacunación y sobre todo acudir de inmediato al médico ante los primeros síntomas respiratorios, de lo contrario estos pueden evolucionar a neumonías o bronconeumonías y requerir hospitalización”.

Debido a la resequedad del ambiente y el frío de esta temporada, que abarca del 15 de noviembre al 15 de marzo, la población se encuentra expuesta a contraer enfermedades oculares como conjuntivitis. El frío también reseca la piel, puede irritarla y producir comezón, señaló.

Detalló que los síntomas del resfriado, que es una enfermedad infecciosa leve de nariz y garganta, es el goteo, congestión nasal, estornudos, tos seca leve y fiebre baja. La gripe es un padecimiento infeccioso de las vías respiratorias que ocasiona congestión nasal, fiebre alta, dolores de cabeza, musculares severos y agotamiento extremo. En tanto que la influenza, que también es un mal en las vías respi ratorias y contagiosa, provoca fiebre alta, congestión nasal, escalofríos, tos y dolor muscular y de cabeza.

La Secretaría de Salud recomendó el autocuidado, evitando en lo posible los cambios bruscos de temperatura y procurando una alimentación sana, con alimentos ricos en vitamina A, que se encuentra naturalmente en carotenos como la zanahoria y el betabel; y la vitamina C que se encuentra en los cítricos como limón, naranja, toronja y vegetales verdes.

Sugirió abrigarse bien, cubrir la boca y la nariz al salir a lugares fríos para evitar que el aire entre por estos conductos, ingerir una gran cantidad de líquidos, sobre todo calientes, evitar el consumo del tabaco y la exposición al humo de leña o carbón.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS