Expertos piden normas para proteger a los menores de edad

ARCHIVO. EL UNIVERSAL
11/12/2017
04:54
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

Es necesario fortalecer las políticas preventivas para el consumo de tabaco y hacer más estrictas las restricciones del consumo en lugares cerrados, a fin de evitar la exposición al humo de cigarro en niños y adolescentes para reducir los “fumadores pasivos”, coincidieron especialistas.

Para Jorge Villatoro Velázquez, coordinador de la Unidad de Encuestas del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, aunque existe una política preventiva del consumo de tabaco “más robusta”, en comparación con otros estupefacientes, aún faltan fortalecer las medidas, como la prohibición de consumo de cigarros en espacios cerrados, puesto que prevalece una alta exposición al humo de tabaco.

“Aún nos falta generar mayor cultura de prevención del consumo de tabaco. Aunque tenemos un marco preventivo, existe la tentación en algunos estados de retirar la restricción de consumo en los lugares cerrados, como fue en el caso de Nuevo León. Debemos fortalecer esta restricción, aún nos encontramos con gente que fuma en los conciertos o en otros espacios cerrados”, dijo.

Comentó que se debe reforzar la idea de lo dañino que es el humo de tabaco a través de campañas de información, ya que en los programas de televisión aparecen personajes que fuman constantemente, lo que puede enviar el mensaje a los jóvenes de que no hay ninguna consecuencia negativa por el consumo del cigarro.

Villatoro Velázquez destacó que se necesita implementar una política de información que involucre tanto a padres de familia como a maestros para evitar que haya un repunte en el consumo en los menores de edad.

Laura Cecín, investigadora de la Universidad Iberoamericana, consideró que las restricciones del consumo de tabaco también se deben aplicar en los hogares, porque los menores al estar expuestos al humo son fumadores pasivos y con el tiempo se vuelven activos, porque no lo perciben como algo malo.

“Es muy importante que los padres tengan mayor conciencia de las implicaciones que trae consumir tabaco en casa, porque todo lo que los niños y adolescentes observan es parte de su aprendizaje, si en casa ven que se fuma, pierden la percepción del tabaco como algo nocivo”, indicó.

Destacó que la prevención comienza desde los hogares, informando tanto a los padres de familia como a los menores de edad, de las consecuencias en la salud que genera el consumo de tabaco se evitará el consumo de tabaco en menores.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS