En la CDMX instalarán mil 240 aulas prefabricadas

En un jardín de niños en Tláhuac colocan los primeros ocho salones
Tres trabajadores pueden armar en tres días cada caseta de 48 metros cuadrados que fungirán como un aula prefabricada (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
20/10/2017
02:11
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

La Autoridad Federal de Servicios Educativos en la Ciudad de México (AFSEDF) comenzó a instalar mil 240 aulas prefabricadas que se utilizarán de manera temporal mientras se reparan o reconstruyen las escuelas dañadas tras el sismo del 19 de septiembre.

Los salones están adecuados para recibir 40 estudiantes cada una, según un cálculo de los ingenieros de obra que instalan las primeras en la delegación Tláhuac, estas aulas podrían albergar a entre 49 mil 600 y 55 mil 800 niños de los 120 mil 372 que tendrán que ser reubicados en la CDMX. Esto, en un recorrido por las primeras ocho aulas prefabricadas que se instalan en la CDMX, en el jardín de niños Juan Hernández y Dávalos, en San Juan Ixtayopan, Tláhuac.

El 19 de septiembre, faltaban 15 minutos para el término de la jornada escolar y empezó a temblar unos segundos antes de que sonara la alerta sísmica. Vecinos relataron a EL UNIVERSAL que el temblor se sintió “más fuerte” que en 1985, y aseguran que fue por haberse construido sobre antiguos sembradíos, la colonia La Lupita es fangosa y menos estable.

Para la maestra Alma Amador Torres, directora del jardín de niños y maestra con 15 años en el servicio docente, ese 19 de septiembre el momento más impactante fue cuando se colapsó la barda perimetral del inmueble. Los papás, cuenta, han sido colaborativos, pero estaban preocupados de que las instalaciones no fueran suficientemente seguras después del sismo. “Fue un momento de mucho miedo para mí, porque teníamos a los niños y ellos estaban bajo mi responsabilidad. Queríamos que todos los niños salieran, las maestras los sacaron como pudieron, algunas de rodillas y otras salieron gateando. Lo que nos impactó fue la barda perimetral que se cayó en ese momento. Los niños se quedaron muy impactados, pero afortunadamente nadie salió herido”.

“Tenemos ocho grupos de alumnos, se están pidiendo esas ocho aulas y una más para la dirección. Vamos a estar todos juntos, apretaditos, pero seguros”, agregó.

Estos espacios están conformados por cuatro láminas multipanel de acero pintadas que miden 2.5 metros de alto, dos de ellas tienen seis metros de ancho y las otras dos son de cuatro metros de ancho.

Cada panel tiene un espesor de 1.5 pulgadas, lo que equivale a 3.81 centímetros, el cual se rellena de poliuretano rígido, un material plástico poroso pero muy firme, que las hace térmicas: cálidas cuando hace frío y frescas cuando el sol arrecia. Este material también las hace acústicas, puesto que impide que el sonido se filtre del exterior o salga.

Los paneles de acero van atornillados entre sí y sobre un firme de concreto, una plancha de 12 centímetros de espesor reforzada con una malla de acero para evitar agrietamientos. La estructura se fija al piso con canales, taquetes expansivos y pijas.

El techo de dos aguas descansa sobre una viga metálica de 20 por 20 centímetros y seis metros de largo. Tienen cinco ventanas de cristal instaladas sobre marcos de aluminio e instalaciones eléctricas que permiten la operación de ocho lámparas y un conector de luz.

“Hay muchas escuelas que utilizan estas aulas cuando van a tener alguna especie de mantenimiento mayor, ponen a los niños en un aula prefabricada de estas mientras se llevan a cabo los trabajos. Una vez que terminan, las aulas se desarman completamente”, explicó el ingeniero Álvaro Vega Torres, encargado de construir estas aulas.

Tres trabajadores pueden armar cada caseta de 48 metros cuadrados en tres días. En el caso del jardín de niños, los trabajos se tomarán alrededor de una semana.

Con sus pupitres, un pizarrón y el escritorio del docente, las aulas prefabricadas son la opción que plantea la SEP CDMX para reinstalar a los niños cuyas escuelas estén dañadas y a las que no puedan regresar hasta concluir las labores de reparación, reconstrucción parcial o total.

Las ocho aulas prefabricadas del jardín de niños en el pueblo de San Juan Ixtayopan, Tláhuac, son las primeras que se están instalando en la Ciudad de México. De acuerdo con cifras que dio a conocer la dependencia federal, mil 233 escuelas públicas de educación básica tienen algún tipo de daño, por lo cual no se encuentran operando. Será necesario reubicar a 120 mil 372 estudiantes: 38 mil 337 a sedes alternas y 82 mil 35 a aulas temporales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS