En casi mil pesos, globos para enviar cartita a Reyes Magos

ONG defensora del medio ambiente señala que cuando los globos regresan a la tierra podrían causar la muerte de fauna y tardan mucho tiempo en descomponerse
En casi mil pesos, venden globos para enviar cartita a Reyes Magos
Berenice Fregoso / EL UNIVERSAL
05/01/2018
19:02
Pedro Villa y Caña
Ciudad de México
-A +A

A unas horas de que “Melchor, Gaspar y Baltazar” lleguen a los hogares de las familias mexicanas, vendedores ofrecen globos de diferentes materiales, cuyo costo va desde 50 pesos hasta en 938 pesos para que los niños manden sus cartas al cielo y los Reyes Magos les dejen los regalos a los pies del Árbol de Navidad.

En portales de compras en internet, comerciantes ofrecen los globos hechos de diferentes materiales, como látex o plásticos e incluso con luces de LED, y leyendas, aunque en su mayoría llevan la leyenda “Queridos Reyes Magos”.

Se pueden encontrar con serigrafía de 249 o 400 pesos. Otros más económicos en bolsas con 100 piezas a 250 pesos y de 300 en 750 pesos.
globos_reyes_magos.jpg
Teresa, originaria de Oaxaca, se dedica a vender globos en esta temporada sólo por el simple gusto de ver la ilusión con la que los pequeñines llegan a comprar para enviar su cartita.

Hace 18 años decidió mudarse de su tierra natal a la Ciudad de México en busca de oportunidades. Trabajó como empleada doméstica pero no era suficiente, fue entonces cuando tuvo la idea de poner su negocio al descubrir que la venta de globos en estas fechas era bastante redituable.

“En un principio yo vendía 800 globos diarios, cuando el precio era entonces de ocho pesos, estaba instalada en la avenida Insurgentes, pero por lo mismo de que el negocio era rentable cada vez se fueron incorporando más globeros, es por eso que la venta bajó y tuve que moverme aquí, a la Alameda Central, para que todos tengamos oportunidad de vender”.

Organizaciones en defensa del medio ambiente han señalado que es indispensable generar una nueva cultura entre la población, con lo que se evitará que se liberen globos de goma al cielo como parte de la tradición de enviar la carta de los niños a los Reyes Magos.

“Balloon Blow, and plastic bites!”, una de las organizaciones que apoya esta propuesta, sostiene que la liberación de globos de goma o metalizados, en ésta y otras fiestas, desata una serie de problemas que desencadenan la matanza de vida silvestre y la contaminación de la Tierra.

En su portal balloonsblow.org, la organización alerta que “todos los globos liberados, incluidos los que falsamente se comercializan como látex biodegradable, regresan a la tierra y permanecen por mucho tiempo”.

Como consecuencia de ello, un sin número de animales marinos y terrestres mueren por tratar de engullir los restos de látex o por quedar enredados en los cordones de algodón o polímero, por lo que terminan asfixiados o mutilados.

La organización destacó que a diario se liberan en el mundo una infinidad de globos por diversos factores, como celebraciones familiares, el fallecimiento de un ser querido, fiestas, protestas o incluso niños que jugando simplemente los dejan escapar.

Además, como consecuencia de ello, la cantidad de basura y pedazos de globo que se encuentran en las playas se han triplicado en los últimos 10 años, incrementando en ese mismo grado el problema de contaminación y muerte de fauna.

Recordó que mientras algunos globos estallan, otros sólo se desinflan gradualmente, pero todos ellos vuelven a caer a la tierra después de recorrer grandes distancias hasta lugares vírgenes, causando estragos en la fauna, la tierra, el mar y el aire.

En esta época del año, una gran parte del territorio nacional se ha secado por el invierno, por lo que la Comisión Nacional Forestal (Conafor) mantiene su Programa Nacional de Protección contra Incendios Forestales.

Por ese motivo es que también este tipo de linternas han sido prohibidas en países como Argentina, Austria, Australia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Nueva Zelanda, España, Alemania y algunas provincias de Canadá.

En este sentido, en el Zócalo capitalino, los menores escribirán su carta a los Reyes Magos y la depositarán en un buzón, para que sean enviadas a través de globos biodegradables.

Esta tarde, Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, será quien apriete el botón con el que se soltarán alrededor de dos mil cartas amarradas a globos biodegradables, para hacerlas llegar a los Reyes Magos. Con información de Notimex

ahc

 

COMENTARIOS