Discurso del Licenciado Juan Francisco Ealy Lanz Duret en el Día Nacional de la Oratoria

El Director General de EL UNIVERSAL, Juan Francisco Ealy Lanz Duret, celebró el Día Nacional de la Oratoria
Discurso del Licenciado Juan Francisco Ealy Lanz Duret en el Día Nacional de la Oratoria
Foto: Especial
02/03/2018
15:53
México
-A +A

Buenas tardes señores y señoras miembros del presidium.

Con muy especial afecto, saludo a nuestros homenajeados de este día:

Maestra Alicia Pérez Salazar, viuda de Muñoz Cota.

Dr. Carlos García Méndez.

Dr. Jorge Olvera García.

Saludo también a senadores, diputados, rectores, académicos, empresarios, servidores públicos, oradores y sobre todo a los jóvenes estudiantes que hoy nos acompañan.

Señoras, señores, muy buenas tardes a todos.

Estamos reunidos hoy aquí, para celebrar por tercera ocasión el Día Nacional de la Oratoria, una efeméride en nuestro calendario nacional.

Pero para nosotros, más que la celebración de un día oficial, representa un verdadero logro para méxico.

El 8 de marzo de 1926 EL UNIVERSAL organizó su primer Concurso Nacional de Oratoria. 

En aquel entonces, como está plasmado en el libro “México tiene la palabra”, el concurso tenía por objeto: “promover un intercambio franco y amistoso de los puntos de vista nacionales, y estimular el interés de los estudiantes en asuntos de índole cívica y en ejercicios de orden intelectual”. Ese concurso que marcara el inicio de un camino de impulso y estímulo a grandes líderes a partir de aquel primer campeón, por supuesto me refiero al gran maestro José Muñoz Cota. 

Hoy nuestro objetivo es aún más ambicioso. No sólo buscamos estimular el interés de los jóvenes en temas de orden político e intelectual, sino también promover la oratoria moderna y aplicarla a los nuevos formatos de comunicación contemporánea.

Nuestro concurso se ha convertido en todo un movimiento cultural que impulsa como fin último la formación, al identificar que la oratoria debe ser un instrumento fundamental para la educación en méxico.

En el mundo de hoy, en el que la tecnología influye en cada uno de los campos educativos y laborales, la comunicación se ha convertido en un fenómeno de gran complejidad, sujeto entonces a continuas modificaciones. 

Debemos reconocer el poder de la palabra y las implicaciones de su cuidado y su respeto.

Hoy somos presa frecuente de intenciones negativas, de manipulación, de las llamadas noticias falsas y en una fecha como esta en la que celebramos como una efeméride nacional a la oratoria, debemos sumar esfuerzos para promover el compromiso de cuidar nuestro lenguaje y la forma en que se expresa.

En EL UNIVERSAL, EL GRAN DIARIO DE MÉXICO, a través de nuestro emblemático Concurso Nacional de Oratoria nos hemos propuesto impulsar una nueva generación de oradores que haga valer su opinión, que tenga la capacidad de ganarse la credibilidad y estimación del público a través de la palabra, con base en la ética, los argumentos sólidos y el compromiso de pasar siempre de la palabra a la acción.

La historia reciente nos confirma la imperiosa necesidad de poner en práctica modelos de relación entre personas, instituciones y países, impulsados por líderes que fundamentan su discurso en la reflexión, y el diálogo.

Esto es, encontrar en la palabra, la búsqueda de soluciones que tengan como bandera: la paz, el respeto y el desarrollo armónico que permitan estrechar lazos de unión y construir puentes de entendimiento entre todos.

Es por eso que en esta nueva etapa del Concurso Nacional de Oratoria, EL UNIVERSAL a través de la Fundación Ealy Ortiz AC., Se ha impuesto el reto de promover la oratoria moderna, lo cual ha dado lugar a un movimiento cultural que impulsa todo proceso relacionado con el liderazgo.

Nuestra premisa, ha sido abrir nuevos espacios a los jóvenes, donde puedan expresarse y al mismo tiempo comprometerse a trabajar de forma concreta a favor de las mejores causas de nuestro país. 

Prueba de esta integración es que desde hace 3 años, nuestros campeones del Concurso Nacional de Oratoria reciben, además de sus premios y reconocimientos, la oportunidad de formar parte de nuestro equipo de colaboradores en EL UNIVERSAL. Les abrimos la puerta de nuestros diferentes espacios mediáticos, logrando con ello potenciar la voz, el pensamiento, la reflexión y sus propuestas.

Señoras y señores: 

A nombre del Presidente Ejecutivo y del Consejo de Administración de EL UNIVERSAL, el Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz; refrendemos nuestro compromiso de defender la libertad de expresión y promover a través de este movimiento cultural, una mayor y mejor formación de la juventud en nuestro país. 

Ésta es la esencia de nuestro concurso y por eso el lema que lo acompaña: “la educación tiene la palabra”.

Sigamos el camino que ha llevado a este concurso nacional, más allá de la simple formación de oradores y continuemos promoviendo la educación con talleres avanzados de oratoria, talleres de lectura, foros de reflexión e ideas y la promoción del liderazgo a partir de la entrega de la “medalla Félix Fulgencio Palavicini”, que hoy ha sido impuesta a tres distinguidas personalidades. Para ustedes mi más amplio reconocimiento. 

Jóvenes oradores: sigan el ejemplo de estos personajes que como ustedes, en su juventud, destacaron en la oratoria y la educación, lo que en su vida les sirvió para fortalecer su liderazgo en los campos en los que se desarrollaron. 

Es mi más sincero deseo que, con el paso del tiempo, ustedes sean parte de esa nueva generación de mexicanos protagonistas del cambio positivo; que enorgullezcan a la política, a la literatura, a la ciencia, a la educación…   que su vida y legado enorgullezca a todo méxico. 

Muchas gracias.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS