Corrupción contribuye a extinción de vaquita marina: especialista

Rodrigo Medellín, investigador de la UNAM, consideró que el Poder Judicial “tiene gran cola que le pisen” en la extinción de este animal al no consignar a los responsables de tráfico de totoaba
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
15/02/2018
13:01
Astrid Rivera
-A +A

La corrupción y el crimen organizado han contribuido a la extinción de la vaquita marina, se requiere aplicar la ley para castigar a quienes cometan pesca furtiva de totoaba, advirtieron especialistas.

Al presentar la Procesión de la Vaquita Marina, Rodrigo Medellín, investigador del Instituto de Ecología de la UNAM, consideró que el Poder Judicial “tiene gran cola que le pisen” en la extinción de la vaquita marina al no consignar a los responsables de tráfico de totoaba.

“El gobierno federal ha invertido mucho dinero en la estrategia de protección de la vaquita marina, tan sólo en 2015 invirtió 70 millones de dólares, no ha sido suficiente, el crimen organizado es un factor que ha afectado a esta especie, falta aplicar la justicia, las leyes que tenemos son buenas, pero necesitamos aplicarlas”, dijo.

Resaltó que se requiere de mayor capacitación en los ministerios públicos en la legislación ambiental para que este tipo de delitos sean castigados.

“Falta de aplicación jurídica, de conocimientos jurídicos y también falta que el ministerio público pueda obtener las pruebas adecuadas para que el juez tenga todos los elementos para que pueda meter a los criminales a la cárcel”, subrayó.

Carlos Galindo Leal, director general de Comunicación de la Ciencia de Conabio, comentó que la extinción de una especie es un fenómeno crítico, especialmente cuando la causa somos los seres humanos y aunque por millones de años ha sido un fenómeno natural, en los últimos años se ha incrementado el número de especies en riesgo.

El libro rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés) registra 25 mil 821 especies amenazadas en el mundo, de las 91 mil 523 especies evaluadas, es decir una de cada cuatro.

De acuerdo con el último reporte del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA) se estima que restan menos de 30 ejemplares de este cetáceo endémico de México, que habita en las aguas del Alto Golfo de California.

Durante el evento se anunció la Procesión en Honor a la Vaquita Marina, que se llevará a cabo el sábado 17 de febrero a las 10 de la mañana, se realizará del Museo Tamayo al Museo de Antropología.

“El rito, ceremonia solemne, es un urgente llamado a la sociedad para participar en la conservación de muchas especies de plantas y animales que se encuentran en situación precaria en México y en el mundo debido a nuestras actividades”, expresó Mónica del Villar, directora de Proyectos Especiales en México.

lsm

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal