Corriendo me sentía libre, dice el atleta Ezequiel

Ezequiel Gracida participó en el pasado Medio Maratón de la Ciudad de México después de cumplir con 16 años de prisión en el Reclusorio Oriente
Especial
18/09/2017
00:30
Ana Herrera
Ciudad de México
-A +A

Correr en el Medio Maratón de la Ciudad de México era un sueño casi imposible para Ezequiel Gracida. Cuando quedó en libertad hace casi dos meses, las inscripciones al evento ya habían cerrado, pero el destino conspiró a su favor y pese a una lesión, el atleta de 35 años logró quedar entre los primeros 200 corredores que cruzaron la línea de meta.

Ezequiel estuvo preso casi 16 años en el Reclusorio Oriente y el día que volvió a la libertad, conoció a Paola Zavala Saeb, directora del Instituto de Reinserción Social, a quien manifestó su gusto por el atletismo y sus ganas de participar en la competencia organizada por el Gobierno de la Ciudad de México.

Fue así que la dependencia local planteó la situación a la organización Entrena México, la cual contactó al hombre que obsequió a Ezequiel su pase.

“Me cedió el lugar otro chavo que iba a competir, se llama Luis, él me dio su número y me dijo: estás más preparado que yo, y me regaló estos tenis”, comenta orgulloso mientras presume su calzado.

Pero el día de la carrera, el pasado 30 de julio, la mala alimentación, el uso inadecuado del calzado y hasta un retraso en su recorrido provocaron que quedara entre los primeros 200 lugares.

“Me lastimé una uña y en el kilómetro 17 sentía que ya no podía más; pero yo me había comprometido”, relata.

Ezequiel comenta que el atletismo lo ayudó a mantenerse lejos de las malas compañías en el Reclusorio Oriente, además de que mientras corría encontraba la libertad que le hacía falta.

"En mi caso así me sentía libre, corriendo... correr es lo que más me apasiona, es lo que hizo que no me metiera en problemas allá adentro. Me alejó de los problemas, de los vicios y aquí estoy”, presume.

Ahora que ya está afuera, y mientras encuentra trabajo, el hombre de 35 años vende dulces en las calles y en el transporte público. Además la asociación Entrena México busca preparar a Ezequiel para que siga compitiendo y también le brindan atención médica por la lesión que sufrió dentro del Reclusorio Oriente.

Zavala Saeb menciona que Ezequiel recibirá una capacitación en administración de microempresas, lo que le permitirá abrir un negocio que le ayude a generar ingresos.

“Él quiere correr y poner su tortería, ¿entonces qué hay que hacer con Ezequiel? hay que hacer que corra, que se meta al deporte en serio, y darle un curso de microempresa para que aprenda a administrarse”, reitera la funcionaria.

Como Ezequiel otras mil 704 personas, han recibido atención este año por parte de la dependencia. De ellos el 93% son hombres y el 6.9% son mujeres, y la mayoría de ellos se encuentran en edad productiva.

A quienes buscan hacerles un plan de vida para los beneficiados que consta de cinco áreas: la jurídica (facilitar documentos personales como INE, actas de nacimiento, etc.), la de salud (atención médica y psicológica), la social (apoyos sociales como el seguro de desempleo o comedores comunitarios), la de capacitación y la laboral.

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS