ConMéxico: impuesto a refrescos no funciona

Industria de productos de consumo no dejará el tema, dice; afirma que se debe considerar la revisión de la legislación
Lorena Cerdán, directora de ConMéxico, asegura que las empresas han cumplido con el etiquetado frontal nutrimental en alimentos y bebidas. Foto: BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL
26/11/2017
02:28
Alejandra Canchola
-A +A

[email protected]

Los impuestos especiales a bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico son un tema que no se debatirá más, el Presupuesto Federal de Egresos está aprobado, pero, a pesar de la emergencia, en el índice de obesidad y diabetes que vive el país, la industria de alimentos y bebidas no le dará carpetazo porque, a su decir, es evidente la relevancia de este sector en la actividad económica.

Así lo destacó Lorena Cerdán, directora del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), al afirmar: “El caso de los impuestos especiales a bebidas azucaradas y alimentos de alta densidad calórica se debe revisar, porque no está funcionando”. Agrega que la industria no dejará de lado el tema.

En entrevista con EL UNIVERSAL, declara: “No hay mexicano que no tenga [en su hogar] un producto de las empresas que integran ConMéxico, entonces, se entiende cuál es la relevancia económica y social de la industria, y el rol que juega en la vida de las personas”.

“Se podrá pensar que pasó, ya guardamos silencio, porque al final están ahí, pero no, porque no es responsable seguir diciendo que se hizo tal y tal cosa, si al final de cuentas no se está resolviendo ese problema, porque, además, eso no va a pasar. Si bien nos va, vamos a ver que se transforma en 20 o 30 años”, dice.

Cerdán apunta que la estrategia nacional tiene muchos elementos positivos, pero también es de valorar que se tiene que evaluar con rigor. “En algunas cosas hay evidencia de que vamos en la dirección correcta y hay otros elementos de esa estrategia, que merecen una revisión más profunda y uno de esos es el de los impuestos especiales”, añade.

Agrega: “El peor error que se puede cometer con esta política y con cualquier otra es pensar que porque la tenemos ya hicimos algo. Sí tenemos un problema muy grave y una política para atajarlo, pero debemos asegurarnos de que realmente está combatiendo el problema. Si no está funcionando, se tiene que revisar”.

Frente al panorama que vive el país en cuestión de sobrepeso y obesidad, en el que México cuenta con la tasa más alta de personas que padecen estos males de entre los países de la OCDE, Cerdán informa que la industria ha cumplido a cabalidad con las restricciones y obligaciones que le impone la autoridad de salud.

“Hemos cumplido también con el etiquetado frontal nutrimental, que ahora es obligatorio en todos los alimentos y bebidas, también cumplimos con la regulación de alimentos en las escuelas y lo que hemos visto es que algunas de estas regulaciones van en la dirección correcta, nosotros coincidimos en la importancia de proteger la vulnerabilidad de los menores de edad”, asegura.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS