Con perros, buscan a policía bajo los escombros en Juchitán

Elementos de las Fuerzas Armadas remueven los restos del Palacio Municipal donde Juan Jiménez Regalado quedó atrapado por quedarse dormido
Valente Rosas / EL UNIVERSAL
09/09/2017
11:07
Dennis A. García, Enviado
Ciudad de México
-A +A

El olfato de Eco, Frida y Evin, son importantes en este momento. En ellos recae gran parte del trabajo para encontrar a Juan Jiménez Regalado de 36 años,  que sigue entre los escombros del Palacio Municipal de Juchitán, en Oaxaca, lugar del que no pudo salir al momento del sismo registrado la noche del jueves.

En los caninos está la esperanza de los familiares de encontrar aún con vida al policía municipal que no pudo salir del edificio.
sismo_juchitan_dia2.jpg
Las labores de rescate continúan. Elementos de las Secretarías de la Defensa Nacional, Marina-Armada de México Policía Federal remueven entre los escombros para encontrar a Juan, quien lleva más de 24 horas atrapado. Hasta el momento no se sabe si continúa con vida.

Desde hace 18 años es policía municipal, Juan no pudo salir. Por más que le gritaban sus compañero no respondió. Se había quedado dormido.

"Es muy responsable con su trabajo. Lo que más le importa es su familia y su trabajo, por desgracia se quedó atrapado", comenta Rosa, su hermana.

Artículo

Crónica. Sismo deja a Juchitán sin comida

Las personas comen lo que ha podido rescatar de sus viviendas ante el cierre de tiendas en la ciudad oaxaqueña
Crónica. Sismo deja a Juchitán sin comidaCrónica. Sismo deja a Juchitán sin comida

Mientras las máquinas siguen moviendo los escombros, los familiares se suman a las labores de rescate.

"Mi hermano se encontraba en el último piso, se durmió, no escuchó a sus compañeros, no sintió el temblor", señala su hermana.

Irma López, esposa de Juan, y sus hijos de 18, 17 y 12 años, esperan el rescate con vida. No pierden la esperanza.

Artículo

La triste y larga noche de un pueblo que quedó destruido

Los habitantes no regresaron a sus hogares después del movimiento telúrico
La triste y larga noche de un pueblo que quedó destruidoLa triste y larga noche de un pueblo que quedó destruido

¡Silencio! Gritó uno de los marinos rescatistas. Entre la pared del marcado y el escombro, el rescatista escuchó un grito, un llamado de auxilio.

De inmediato las máquinas comenzaron a trabajar para remover los escombros y liberar espacio.

Uno de los rescatistas entra por el hueco logrado. Pasan unos minutos, sale. "No hay nada".

Artículo

Inhabitables tras sismo, 1 de cada 3 casas de Juchitán: Peña Nieto

El mandatario ofreció un nuevo balance, en el que la cifra de muertos no ha variado, sigue en 61
Inhabitables tras sismo, 1 de cada 3 casas de Juchitán: Peña NietoInhabitables tras sismo, 1 de cada 3 casas de Juchitán: Peña Nieto

Pero el llamado de auxilio fue real, así que mueven más escombros para llegar al lugar ubicado. Ahí donde podría estar Juan.

ahc

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS