CIDH insta a EU a suspender ejecución de mexicano

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos pide revisar el juicio del mexicano Rubén Ramírez Cárdenas garantizándole el debido proceso; la ejecución está prevista para este miércoles en Texas
07/11/2017
12:00
Víctor Sancho / Corresponsal
WASHINGTON.-
-A +A

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó al gobierno de Estados Unidos a suspender la ejecución del mexicano Rubén Ramírez Cárdenas o Cárdenas Ramírez, como lo identifica la cancillería mexicana, prevista para este miércoles en Texas, y que revise su juicio garantizándole el debido proceso y un juicio justo.

En un comunicado, la CIDH recordó que el mexicano es beneficiario de medidas cautelares de la institución porque EU no cumplió los derechos fundamentales del mexicano. En caso de que la Unión Americana le ejecute, estará “cometiendo una violación grave e irreparable del derecho fundamental a la vida previsto en el artículo I de la Declaración Americana”.

La medida cautelar de la CIDH otorgada a mediados de octubre de este año requería a los EU que se abstuviera de aplicarle la pena de muerte, se le protegiera la vida e integridad y que se le aseguren condiciones de detención y atención adecuadas.

“Estados Unidos está sujeto a las obligaciones internacionales derivadas de la Carta de la Organización de Estados Americanos (…). En consecuencia, la CIDH insta a Estados Unidos, y en particular al estado de Texas, a respetar plenamente sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos”, resume la organización.

Rubén Ramírez Cárdenas o Cárdenas Ramírez, acusado de los delitos de secuestro, violación y homicidio de su prima-hermana Mayra Azucena Laguna en 1997, vio desvanecer los últimos resquicios de esperanza para salvarse de la pena de muerte después de que la corte del estado de Texas rechazara la solicitud de clemencia y pruebas de ADN que habían pedido tanto el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, como sus abogados. La SRE también ha puesto a sus abogados en el caso, para defender “el derecho a la vida” sin entrar en el juicio del supuesto delito cometido por el connacional.

Para la Comisión, aplicar la pena de muerte al mexicano es “un daño irreparable a la persona” pero, más grave todavía, el incumplimiento de las recomendaciones de la CIDH, con una acción “contraria a la obligación fundamental de derechos humanos” de todo miembro de la OEA.

“La CIDH urge a Estados Unidos a respetar sus obligaciones internacionales de derechos humanos (…) La Comisión no cuenta con información que indique que el Estado las ha cumplido”, sentencia.

En ese sentido, la Comisión pidió a los Estados Unidos que, de forma urgente, revise su legislación para asegurar que todos los ciudadanos extranjeros detenidos en el país son plenamente informados de sus derechos, como el de asistencia consular.

Rubén Ramírez Cárdenas o Cárdenas Ramírez fue privado de asistencia consular y representación legal durante los múltiples interrogatorios por parte de la policía, y sus declaraciones fueron usadas como evidencia para condenarlo.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS