Celebran paso para agilizar trasplantes

Mikel Arriola afirma que se respetará la voluntad de los que no quieran donar; indica que en IMSS la capacidad de estas operaciones subió 35% en 5 años
Mikel Arriola, director general del IMSS, participó ayer en la Carrera Padres e Hijos 2017; asistieron 3 mil 412 parejas; impulsa el deporte para combatir el sobrepeso y la obesidad (IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL)
27/11/2017
03:35
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

Para llegar a una lista cero de espera en el trasplante de órganos, el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola Peñalosa, celebró la iniciativa aprobada en la Comisión de Salud en la Cámara de Diputados, para transitar a un nuevo modelo en el que a menos que una persona no diga que se opone a una donación de manera expresa se convertirá en donante.

“Con eso buscaríamos llegar a cero en las listas de espera y no se desperdiciarían órganos. Se respetará la voluntad de las personas que no quieran donar, pero los que no se opongan por escrito serán candidatos”.

En el instituto, la capacidad de trasplantes se ha incrementado 35%, al pasar de mil 700 intervenciones, en 2012, a 2 mil 700, en 2017.

“Vamos a llegar a los 3 mil”, abundó el funcionario. Recordó que cuando hay sobrepeso, obesidad y diabetes es muy probable que se afecte la función renal. “Eso implica que la persona tendrá que ser hemodializada en ausencia de un trasplante, tratamos de no llegar a estas instancias”.

Al encabezar la carrera, que forma parte de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, Arriola Peñalosa resaltó que el año pasado se emitió una alerta sanitaria por una enfermedad no transmisible como la diabetes. Lamentó que el país siga liderando la cifra con número de enfermos por esta causa.

“Seguimos teniendo el primer lugar en diabetes, el grupo de 50 años ocupa 35% estos enfermos, el costo es altísimo. En el seguro de enfermedades y maternidad invertimos 85 mil millones de pesos en hipertensión y en diabetes, las dos afecciones están íntimamente ligadas con el sobrepeso y la obesidad”.

Pese a que 70% de los connacionales viven con esos males, enfatizó que en la última encuesta de salud y nutrición se reflejó un freno a estas enfermedades que no bajaban desde los años 70. “En el IMSS viramos el modelo desde mayo para poder identificar y controlar estas afecciones. Tenemos en línea la calculadora en la aplicación digital, contamos con la estrategia en Nuevo León para ayudar en los centros de trabajo y tenemos que aprovechar la información para saber quién está yendo y quién no”.

Dijo que los primeros resultados indican que con la aplicación de IMSS Digital, 2 millones de personas entre 18 y 40 años que no acudían a consulta han sacado su cita por internet, “ellos iban a llegar con problemas de las enfermedades crónico-degenerativas, con afectaciones en los riñones, con retinopatía o infartos al corazón, por eso, es muy bueno este esquema, porque llegamos antes de que haya problemas irreversibles”.

Se han identificado 130 mil pacientes con riesgo de alguna enfermedad crónica, de estos, 44% tienen posibilidad de desarrollar diabetes e hipertensión y son poblaciones relativamente jóvenes. “Lo que tenemos que hacer es controlar rápido”, dijo.

Mikel Arriola expresó que un diabético controlado tiene esperanza de vida de 62 años y si llega a insuficiencia renal crónica una sobrevida de 5 años sin opción de trasplante.

“Un diabético controlado cuesta al IMSS 120 pesos al año, si se nos descontrola y se nos va a hemodiálisis tendrá sobrevida corta y cuesta 420 mil pesos por año, como aseguradora debemos revertir esa tendencia y en lugar de tener 30% de gasto en primer nivel contaremos con 80%”.

Agregó que el órgano más requerido para trasplante es el riñón, afectado por diabetes.

Barriga llena, corazón enfermo es el título del libro que presentó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la FIL de Guadalajara. Aborda temas como sobrepeso, obesidad y su impacto en la salud de los mexicanos, informó durante la Carrera Padres e Hijos IMSS–2017.

La publicación elaborada en conjunto con la escritora Guadalupe Loaeza y el médico Enrique Goldbard se realizó con el objetivo de promover la prevención. A partir de un trabajo intelectual, invita a la sociedad a evitar esas problemáticas.

“Le estamos diciendo a la gente que tiene que cambiar, es un texto muy ameno, protagonizado por tres mujeres que cuentan la historia respecto a sus problemas con sus hábitos”, declaró el funcionario.

Arreola agradeció la presencia de los padres e hijos porque con esto ayudan a combatir el sobrepeso y la obesidad. Informó que en el IMSS se han invertido en este año 200 millones de pesos en las 700 instalaciones deportivas ubicadas a lo largo de la República, en donde los derechohabientes y población en general pueden practicar baloncesto, atletismo, natación, futbol y otros deportes.

Explicó que en septiembre se realizaría la Olimpiada IMSS; pero por los sismos fue suspendida y adelantó que el próximo 10 de diciembre se llevará a cabo la carrera navideña e invitó a las familias a inscribirse.

“Lo importante es lo intensivo que es el IMSS en deporte. Acabamos de terminar la remodelación del estadio de Oaxtepec con tartán, césped y tribunas. Invertimos, casi duplicamos, los recursos en el deporte, 200 millones de pesos para este año. Vamos a seguir con la olimpiada y con las escuelas de formación”.

A la carrera asistieron 3 mil 412 parejas y no se rebasó el número de participantes de 2014 cuando corrieron 3 mil 479. “El récord sigue perteneciendo al IMSS; sin embargo, el compromiso es pasar de esta cifra”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS