Blindan Conteo Rápido del INE contra hackers

Habilidad de infiltración ha aumentado, afirman; dicen que redes serán un reto para los comicios
Alberto Alonso, experto en el Conteo Rápido, afirma que la información inmediata y verdadera es la única defensa contra las imprecisiones en 2018. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
14/01/2018
01:13
Carina García
-A +A

[email protected]
 

Ante una posible amenaza de ataque informático, el Instituto Nacional Electoral ha aumentado las herramientas para blindar el Programa de Resultados Electorales Preliminares y también busca dar información más certera en el Conteo Rápido, informó Alberto Alonso y Coria, integrante del Comité Técnico Asesor de los Conteos Rápidos de las Elecciones Federales y Locales 2018.
 

Por ejemplo, indica: “La amenaza de ataque informático siempre ha estado presente desde 1997, fue uno de los elementos del diseño del PREP y desde entonces se ha tomado en cuenta. Ciertamente, la habilidad de los hackers ha aumentado y las herramientas para combatirlos [también]. Es una amenaza presente en todos los sistemas electorales”.
 

Añade que en 2018, internet y las nuevas tecnologías permitirán a las autoridades electorales dar información certera más rápido, pero también son terreno fértil para que en redes sociales se diseminen imprecisiones, “mitos probados” y “realidades alternativas”.
 

La única defensa será dar información “inmediata, con verdad, sin importar si es incómoda o no“, dice.
 

El también ex director del Registro Federal de Electores del Instituto Nacional Electoral (INE), quien desde 1997 ha participado en ejercicios de diseño de Programa de Resultados Electorales Preliminares y Conteos Rápidos, sostiene que las amenazas de ataques informáticos y la creciente habilidad de los hackers han estado presentes desde hace 20 años.
 

Alonso y Coria documenta dos décadas de experiencias en el texto Conteos Rápidos y Programas de Resultados Electorales Preliminares (PREP), elaborado para el estudio Fortalezas y Debilidades del Sistema Electoral Mexicano, preparado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y la Consultora Integralia, donde analiza las problemáticas vividas.
 

Esos ejercicios “han tenido y seguramente tendrán problemas técnicos de operación. También han habido errores de comunicación —falta de claridad— en el qué y cómo se expone. Sin embargo, aunque los sistemas funcionen 100%, siempre habrá algún partido reacio a aceptar un resultado adverso”, indica.
 

Otros problemas son la lentitud en el flujo de resultados, ataques informáticos, problemas de programación o la propagación de realidades “alternativas” o datos no científicos en redes.
 

Sin precedentes. El pasado 13 de diciembre se instaló el Comité Técnico Asesor de los Conteos Rápidos de las Elecciones Federales y Locales 2018, que diseñará 10 muestras simultáneas y concatenadas, una para estimar resultados de la elección presidencial y nueve de gobernador, con posibilidad a que se agregue el estado de Nuevo León.
 

El PREP (que difunde resultados preliminares consignados en cada una de las actas de casilla) es un mecanismo creado para eliminar sospechas, “pero mientras más se tarde en informar, empiezan las suspicacias de por qué la tardanza, siempre hay alguien”, indica.
 

En su estudio, Alonso y Coria expone que sí se han registrado ataques informáticos. “Es probable que el PREP de Sonora en 2015 y el de Durango en 2016 hayan sufrido lo que se conoce como negación de servicio. Esto es, no se puso en entredicho la información contenida en el sistema, sino que se generaron tantas solicitudes de servicio desde la computadora del asaltante, que no permitió que usuarios pudieran acceder”.
 

También se ha registrado un error de programación en el PREP de Baja California, en 2013, que derivó en la suma incorrecta de porcentajes, fallas en los algoritmos en San Luis Potosí, en 2009, y denuncias de captura sesgada de actas en las elecciones de Centro, Tabasco, en 2016, o del Estado de México, en 2017. Ninguno de esos casos trascendió a los resultados finales, aunque se generó suspicacia.
 

De todos estos, resalta el caso de la elección en Coahuila, realizada en junio pasado, en la que fallaron PREP y Conteo Rápido, lo que atribuye a “mala o escasa información”, derivada de que compitieron dos coaliciones —una de siete partidos y la otra de cuatro—, además de otros tres partidos y dos candidatos independientes, por lo que había 150 maneras de emitir el voto, lo que complicó consignar datos en las actas, retrasó ese proceso y generó errores.
 

El PREP cerró con 71.91% de casillas computadas, 30% pendiente, muchas por “inconsistencias”, debido a errores en el acta por la complejidad ya referida, y el conteo “tampoco ayudó, salió tarde, con intervalos de confianza muy grandes y con traslape entre los candidatos punteros. En suma, una situación crítica”.
 

Considera indispensable que prospere el mecanismo aprobado el 22 de noviembre por el INE —e impugnado ante el TEPJF, que está pendiente de resolución— para acelerar el escrutinio y cómputo de resultados en casillas y con ello el llenado de actas y la transmisión de datos. Si no, la complejidad en las casillas será mayor.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS