Bebé que nació pesando 400 gramos cumple 7 meses

La menor que nació a las 25 semanas en el Hospital General Regional 110 del IMSS en Jalisco, vivió durante 124 días bajo los cuidados de médicos y enfermeras hasta superar los dos kilogramos de peso, cuando fue dada de alta
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
05/09/2017
12:19
Teresa Moreno
-A +A

Una bebé que nació a las 25 semanas y con un peso de 400 gramos, logró sobrevivir y acaba de cumplir siete meses. El suyo es un caso único en Jalisco.

El caso de Valentina, una bebé jalisciense que nació hace siete meses en el Hospital General Regional 110 del IMSS, es único puesto que nació a los poco más de seis meses de gestación con una talla de 31 centímetros y un peso de 400 gramos; la bebé era tan pequeña que pesaba lo mismo que una lata grande de refresco.

"Ha sido hasta ahora la prematura extrema más pequeña atendida en la historia de ese hospital. Hoy Valentina pesa 4.5 kilogramos y mide 51 centímetros", reportó el instituto.

La bebé vivió durante 124 días bajo los cuidados de médicos y enfermeras hasta superar los dos kilogramos de peso, cuando fue dada de alta. Pronto cumplirá siete meses de edad y su evolución se reporta como "satisfactoria".

La bebé nació el 17 de febrero. Cuando su madre, Guadalupe Sánchez, fue internada después de que rompió fuente, había pocas posibilidades de que sobreviviera. De hecho, la familia fue informada de que tendría que interrumpirse el embarazo.

"El 14 de febrero empecé con problemas: se me rompió la fuente, de inmediato acudí al médico, llegué al Hospital General Regional 45 del IMSS y ya no me dejaron salir. Me explicaron que era inminente la interrupción del embarazo y que por la edad gestacional, las probabilidades de que mi bebita sobreviviera, eran prácticamente nulas", señaló.

En el hospital regional le aplicaron medicamentos para inducir el parto, y para favorecer la maduración pulmonar de la niña. Pero el embarazo era de alto riesgo, así que se tomó la decisión de trasladar a la madre al Hospital General Regional 110, el cual contaba con el equipamiento y el personal médico que este embarazo de alto riesgo requería.

"El 17 de febrero por la noche nació mi hija. Me sentí sin ilusión, pero mi tristeza fue más profunda cuando vi a mi niña tan diminuta, prácticamente ocupaba la mano del doctor. En esa mano cabía el cuerpecito de mi bebé", recuerda Guadalupe.

El caso de la bebé Valentina fue de prematurez extrema, comentó la jefa de Pediatría del Hospital General Regional 110, Ana Araceli Flores López. En el hospital este ha sido un caso único no sólo por la edad gestacional, sino por su peso, puesto que la bebé se encontraba por debajo del promedio esperado de 600 gramos para casos de 25 semanas de gestación.

"El caso de Valentina es excepcional por muchas razones: tuvo todas las complicaciones que puede presentar un prematuro extremo y las superó, explicó la especialista en cuidados neonatales del IMSS", comentó la doctora.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS