Autorizan 54 sitios para llevar escombro

Semarnat: están en Edomex, CDMX, Puebla y Morelos; buscan que disposición de residuos no afecte clima
Se destinarán recursos para que los estados puedan hacer la adecuada disposición de los escombros, según la Semarnat. (EDWIN HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
30/09/2017
01:26
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

Las autoridades sólo han autorizado 54 sitios donde llevarán los escombros de los edificios colapsados por el sismo del pasado día 19, informó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Detalló que 30 corresponden al Estado de México; 21 los comparten con la Ciudad de México; 15 se encuentran en Puebla y nueve están en Morelos.

Al encabezar la firma del convenio para el Manejo Adecuado de Residuos Especiales generados por los sismos, Rafael Pacchiano Alamán, titular de la Semarnat, indicó que mediante este instrumento se garantizará que la disposición final de los escombros no impacte al clima. Quien tire este tipo de residuos en sitios no autorizados será sancionado, según los lineamientos establecidos por los gobiernos locales, dijo.

El convenio suscrito por la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), así como por los gobiernos de la CDMX, Estado de México, Morelos y Puebla establece que los sitios autorizados no deberán ser instalados en áreas naturales protegidas, barrancas, humedales y manglares.

Lejos de zonas de inundaciones. Los sitios autorizados deberán ubicarse en un rango mayor a 25 kilómetros del centro de desastres, en terrenos degradados como canteras o minas, también deben estar alejados de zonas de inundaciones.

“Con este convenio se comprometen los estados para poner este listado de sitios autorizados y garantizar que se haga la supervisión para que los proveedores contratados sólo dispongan los residuos de construcción y demolición en los sitios autorizados”, indicó.

“La Profepa únicamente se dedicará a supervisar los sitios que son de competencia federal como áreas naturales protegidas para garantizar que ahí no se tire ningún tipo de residuos”, declaró.

Comentó que a diferencia de lo ocurrido en el sismo de 1985, ahora se cuenta con la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos que establece que los desechos de construcción y demolición sean catalogados como de manejo especial y que su adecuado manejo es responsabilidad de las entidades federativas.

Pacchiano Alamán exhortó a los gobiernos locales a aprovechar estos residuos principalmente para la reconstrucción de banquetas y caminos en las zonas afectadas.

Tanya Müller, secretaria de Medio Ambiente de la CDMX, indicó que representa “un reto” asegurar que los camiones depositen este tipo de elementos en los sitios autorizados, para ello implementarán un programa piloto en el que colocarán un GPS a estos vehículos, a fin de monitorear a dónde llevan los escombros.

Pacchiano Alamán dijo que se tiene previsto como parte del Fondo Nacional contra Desastres Naturales (Fonden) recursos para que los estados puedan hacer la adecuada disposición de los escombros tras el sismo del 19 de septiembre; los estados tendrán un plazo de 30 días para hacer el diagnóstico y censo de los daños para que les sea asignado el recurso, cuyo monto dependerá de las afectaciones.

El subsecretario de Ordenamiento Territorial de la Sedatu, Enrique González Tiburcio, explicó que dentro del Fondo Nacional de Desastres se cuenta con Apoyos Parciales Inmediatos, recursos que, explicó, se deben solicitar de inmediato y la Sedatu se encargará, de acuerdo con el protocolo, de la limpieza y demolición.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS