Aprueban en el Senado ley vitivinícola

El fomento de esta industria agropecuaria, propone la nueva ley que será revisada en San Lázaro; establece una Comisión Nacional y un Registro Nacional de Productores de Vino en México
24/10/2017
14:54
Juan Arvizu y Alberto Morales
-A +A

Por unanimidad de 82 votos, el pleno del Senado aprobó la Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola, que tiene los objetivos de impulsar su productividad y competitividad, promover, difundir las actividades de este sector que es más antiguo, incluso, que el tequila y el mezcal.

El proyecto con decreto de la nueva ley fue enviado a la Cámara de Diputados para su revisión, y en su dispone la creación de la Comisión Nacional de Fomento a la Industria Vitivinícola, así como un Registro Nacional de Productores de Vinos en México.

A través de la comisión se establecerán políticas generales y se definirán estrategias de fomento a las que deberán sujetarse los tres niveles de gobierno  para el fomento de la industria vitivinícola nacional.

En ese sentido, se dispone fomentar la investigación sobre las diferentes variedades y clasificaciones de uva para vinificación; en la industria será obligatorio adoptar y usar certificaciones y mecanismos de evaluación.

Además, el registro de vitivinicultores incluirá a los productores primarios  relacionados a la producción de las variedades de vid utilizadas para la elaboración de vinos mexicanos.

Dispone la creación de mecanismos de colaboración entre la Comisión Nacional de Fomento a la Industria Vitivinícola y los comités nacional, estatales de los sistemas producto vid, productores, consejos asociaciones civiles y académicas.

Héctor Larios Córdova (PAN) presentó el dictamen al pleno senatorial e ilustró la situación actual, al decir que de cada cinco botellas que se consumen en México, cuatro son de vino importado, y sólo uno es de producción nacional.

Subrayó que se busca que la ley armonice la acción efectiva de los productores y las autoridades para delinear mejores políticas públicas.

Larios Córdova subrayó que en su origen de esta legislación, la Conago impulsó una iniciativa que esta vez se presentó al pleno del Senado.

Zoé Robledo Aburto (PT) dijo que la industria vitivinícola en México se ha desarrollado a pesar de las trabajas e impuestos que le ha fijado el gobierno a través del tiempo, y subrayó que el desarrollo de este sector agrícola debe ser impulsado, dentro de una política de desarrollo nacional.

La senadora Dolores Padierna Luna, sin bancada, saludó el impulso de esta ley para un sector que se abandonó en la década de los ochentas, al privilegiarse las importaciones de productos. El fomento a la industria vitivinícola es “correcto y necesario”.

Se pronunció a favor de las políticas públicas que fortalezcan el mercado interno y que la economía se complemente con importaciones, no al revés.

Ricardo Urzúa Rivera (PRI) destacó el potencial de crecimiento de la vitivinícola, así como Víctor Hermosillo y Celada (PAN). El panista destacó el amplio impacto económico que tiene el vino, como es el que tiene en el turismo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS