Angélica Rivera lleva a niños con el Papa

Vencen al cáncer y le cuentan su recuperación; familiares le pidieron ayuda para llegar al Vaticano
Angélica Rivera lleva a niños con el Papa
El papa Francisco felicitó y agradeció la visita de los ñiños. Además, bendijo dos campanas que simbolizan fe, esperanza, ilusión, alegría y motivan a otros menores a salir adelante. (PRESIDENCIA)
15/03/2018
02:23
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

En compañía de Angélica Rivera, presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del DIF Nacional, cuatro niños que son pacientes del Hospital Infantil de México Federico Gómez acudieron a la audiencia pública del papa Francisco, en la Plaza de San Pedro, para transmitir a más personas “la fortaleza para salir adelante”.

Meses atrás los menores de edad y sus familiares pidieron a Rivera de Peña que los ayudara a llegar al Vaticano, hoy la petición fue concedida. “Por unos minutos platicaron con el Papa y le transmitieron su testimonio de recuperación, además de que recordaron la visita que realizó a México en 2016”, se informó.

Le dijeron al papa Francisco que algunos niños han podido tocar una simbólica campana del Hospital Infantil, la cual anuncia que han logrado superar la enfermedad, argumentaron que las palabras de aliento del Sumo Pontífice y la atención médica y terapéutica necesaria fueron fundamentales para lograrlo.

Durante el saludo, Angélica Rivera dijo al papa Francisco: “Nuestros niños y sus padres vienen a saludarlo y a dar su testimonio de la fuerza que usted les ha dado siempre para salir adelante. Cada uno de ellos ha mejorado mucho con su tratamiento médico y hoy están aquí para agradecer el haber pintado a México de luz”.

El Papa los felicitó y agradeció la visita. Además, bendijo dos campanas que simbolizan fe, esperanza, ilusión, alegría y motivan a otros menores de edad a salir adelante. Una de ellas más tarde fue donada por la presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del DIF Nacional al Hospital Pediátrico Bambino Gesù de Roma.

Rivera de Peña propuso un convenio de cooperación entre el Hospital Infantil de México Federico Gómez y el Hospital Pediátrico Bambino Gesú, donde adoptan la tradición mexicana del toque de campana.

“En el Hospital Infantil de México, cuando un niño vence al cáncer, toca una campana. Su sonido es para nosotros una gran alegría, emoción y fe. Por eso, hoy venimos a regalarles una que fue bendecida por el Papa como símbolo de cariño y esperanza”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS