Alistan prótesis para niño que perdió la mano en el Metro

Yael, de 5 años, aún percibe dolor en el muñón; su herida cicatrizó, pero el nervio aún no muere, dice fundación Markoptic, la cual ofreció donarle el aparato que sustituirá su mano derecha
Archivo / EL UNIVERSAL
17/11/2017
11:00
Ana Herrera
Ciudad de México
-A +A

La vida de Yael de 5 años cambió cuando una escalera eléctrica en el Metro le arrancó la mano derecha; para ayudar a que el niño retome su vida, la fundación Markoptic ofreció colocarle una prótesis. Sin embargo, a tres meses del accidente, aún no se la colocan porque su muñón no ha sanado del todo.

De acuerdo con Rodolfo Acosta, coordinador del departamento de Desarrollo Institucional de Markoptic, Yael aún siente dolor en el área afectada, por lo que no podrán ponerle la prótesis hasta dentro de seis u ocho meses.

“Se cerró la piel, cicatrizó la herida, pero el nervio aún no sana”, señaló en entrevista con EL UNIVERSAL.

Acosta mencionó que colocarle un postizo en este momento le puede afectar en su proceso de sanación, puesto que aún hay dolor en el muñón.

“Necesitamos que el nervio muera totalmente. El nervio después de un tiempo de que no está en uso se muere, eso necesitamos, que se muera”, reiteró.

Artículo

Niño que perdió mano en Metro “siente que crecerán sus deditos”

Los padres de Yael, el niño que tuvo un accidente en las escaleras del Metro Tacubaya y perdió su mano, aseguran que no han recibido ayuda de las autoridades
Niño que perdió mano en Metro “siente que crecerán sus deditos”Niño que perdió mano en Metro “siente que crecerán sus deditos”

Señaló además que aún no cuentan con la prótesis para el pequeño, lo que significa un retraso para el tratamiento; sin embargo ya cuentan con el modelo en espera de ajustarlo a las medidas del brazo de Yael para realizarla.

“Por el momento no son compatibles (el muñón de Yael y la prótesis). Él necesita la pura manita, y nosotros solo tenemos brazos”, indicó Acosta al destacar que la elaboración de este aparato significará un costo mayor al esperado por ser una pieza única y que jamás habían realizado.

En agosto pasado, Yael, con tan sólo 5 años, vivió una de las experiencias más traumáticas y horribles que alguien puede soportar; una escalera eléctrica en el Metro Tacubaya le arrancó la mano derecha, y por lo irregular del corte, los doctores no pudieron reconstruirla.

Desde aquel sábado, la vida del pequeño y su familia cambió radicalmente. Sus ingresos se vieron mermados después de que su padre abandonara su trabajo para cuidar al pequeño y la familia debió olvidar sus planes de vivir en Playa del Carmen, para evitarle más cambios a Yael, quien recibe tratamiento médico en la Ciudad de México.

Artículo

Dan apoyo a niño que perdió mano en el Metro

Fundación de Sinaloa ofrece donar la prótesis que requiere el pequeño Yael; lectores de EL UNIVERSAL quieren pagar gastos de transporte para la familia
Dan apoyo a niño que perdió mano en el MetroDan apoyo a niño que perdió mano en el Metro

Mónica Eslava, madre de Yael, sostiene que la herida ya cicatrizó, pero le falta trabajar con la sensibilidad del muñón.

“En la parte de su muñeca, donde le tocamos, dice que ya no siente. Entonces hace falta la sensibilidad, pero la cicatrización ya la tiene”, dijo en entrevista con este diario.

Mencionó que la Fundación 3D trabaja para ponerle a Yael una prótesis provisional, la cual será sustituida después por la elaborada por Markoptic.

El mecanismo con el que cuenta la Fundación 3D sólo abre y cierra, y funciona conectado a su codo, por lo que el niño no se siente seguro.

Hasta el momento, Yael no ha podido regresar a la escuela; sus padres son los que han asumido la función de darle clases, pero saben que tendrá que regresar tarde o temprano a las aulas.

Video

Yael aún pregunta si le crecerá su manita

Desde que la mano derecha de Yael quedó prensada en una escalera de la estación Tacubaya del Metro, el pasado 19 de agosto, la vida de su familia cambió radicalmente.

“Vamos a ver si lo reincorporan. Aunque no esté escolarizado, que esté de oyente para que él empiece a integrarse con los niños, para que la psicóloga trabaje con él y su relación con otros niños”, agregó.

En la familia persisten los problemas económicos. Eslava reitera que no cuentan con los recursos para viajar a Sinaloa, donde Markoptic le podría instalar la prótesis a Yael, por lo que pone a disposición de nuestros lectores el número de cuenta 6423112774 de HSBC, donde recibirá donaciones.

ahc/ml

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS