Alcocer urge mejorar los protocolos de actuación

El sismo fue inusual y afectó zonas que antes no resentían temblores
Sergio Alcocer dice que México podría aprender de la experiencia de Japón, que es un archipiélago de islas que tiene una zona sísmica muy activa (EL UNIVERSAL)
28/09/2017
04:00
Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Sergio Alcocer, vicepresidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México A.C., afirmó que el sismo del 19-S es una “segunda llamada” de alerta para mejorar los protocolos de actuación, pero sobre todo para generar una verdadera cultura cívica ante este tipo de fenómenos naturales.

En una entrevista con el periodista Héctor de Mauleón, que se transmitió ayer vía streaming desde las instalaciones de EL UNIVERSAL, Alcoer afirmó: “Es necesario mejorar los protocolos de actuación desde los niveles de gobierno, los privados y a nivel social. Por que si bien hubo una participación muy amplia de voluntarios, estos no son temas que se resuelven con mucha gente”.

En la charla, Alcocer aseguró que México podría aprender de la experiencia de Japón, que es un archipiélago de islas que está sobre una falla geológica y que tiene una zona sísmica muy activa.

“Podemos copiarles la importancia que le dan a la investigación, segundo, al contar con una amplia red de instrumentos que permitan medir en tiempo real los sismos, esa información es muy útil para atender la emergencia, y por otro lado un permanente entrenamiento y simulacros, no de respuesta de ciudadanía nada más, sino de respuesta de todas las agencias involucradas en la atención del desastre”.

Alcocer Martínez, ex subsecretario de Planeación Energética y Desarrollo Tecnológico de la Secretaría de Energía, aseguró que el sismo del 19-S fue “inusual y atípico” que hizo que cierta zona de la ciudad que no había experimentado movimientos fuertes dañara las estructuras.

Empero, dijo que en términos generales se demostró que el reglamento para construcción funciona porque los edificios que fueron diseñados y construidos con apego a la norma actual, tuvieron un excelente comportamiento y no se les rompió un solo vidrio, enfrente de colapsos de otras estructuras.

Precisó que a diferencia del sismo de 1985, 24 horas después la Ciudad había recuperado el agua potable, casi toda la energía eléctrica, es una Ciudad mucho más resiliente (que se adapta a la adversidad).

El también doctor en Ingeniería de la Universidad de Texas en Austin dijo que como en Japón hay museos dedicados a los sismos, en México se deberían replicar estos sitios para que exhiban los diferentes efectos de los temblores y que sean visitados por estudiantes, para mantener la conciencia de lo que implican estos fenómenos naturales.

“Sería importante que exista una asignatura para entender el fenómeno, sobre todo en los estados donde éste pueden desembocar en desastres”, precisó el especialista en Ingeniería Estructural.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS