¡Aguas con los atascones en las cenas decembrinas!

Sophia Martínez, presidenta de la Asociación Mexicana de Nutriología, dijo que no se trata de prohibir diversos alimentos, sino de evitar excederse en cuanto a las porciones y la cantidad de azúcar que se consuma
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
04/12/2017
19:20
Perla Miranda
-A +A

Pavo relleno, pierna ahumada, romeritos, ensaladas dulces y saladas, refrescos, ponche de frutas, son platillos típicos que consume la población mexicana no sólo en navidad y año nuevo, sino en diversas reuniones previo a los festejos, porque la alta ingesta de azúcar y grasas pueden derivar en sobrepeso u obesidad.

Sophia Martínez, presidenta de la Asociación Mexicana de Nutriología (AMENAC) explicó que para que una persona no incremente su peso no solo en las fiestas navideñas sino en los festejos de oficina, o reuniones con amigos es importante medirse en cuanto a la cantidad de comida que ingieren.

Agregó que no se trata de prohibir diversos alimentos, sino de evitar excederse en cuanto a las porciones, porque si la sociedad es capaz de consumir solo lo que satisface al organismo el metabolismo hará su trabajo.

“Hay que tener cuidado con las porciones que consumimos, a veces pensamos que somos máquinas metabólicas pero nuestro cuerpo lo que hace es acumular esos excesos, yo les recomendaría que no se restrinjan en el tipo de alimentos pero si en las cantidades”.

En cuanto al ponche que es una bebida tradicional que contiene piloncillo, caña de azúcar, ciruela pasa, manzana, canela, tejocote, guayaba, tamarindo y jamaica, la experta en nutrición señaló que se puede consumir en lugar de bebidas azucaradas y como tip, aconsejó no agregar más azúcar a éste.

“Por el dulzor que traen todas las frutas, el ponche ya no necesita azúcar, se puede dejar serenando (reposando una noche) y con el tiempo se desjuga la fruta y listo. Si uno toma el ponche de frutas ahí está absorbiendo una serie de vitaminas, pero también fibra y para la salud digestiva ésta es importantísima”.

Hay ocasiones en que la gente piensa que no es bueno consumir frutas de temporada por la cantidad de azúcar, pero la gente debe saber que estos niveles no se comparan con los índices que tienen los alimentos procesados, consumir frutas siempre será más sano, apuntó la especialista.

Con respecto a las tradicionales cenas, explicó que los rellenos que se usan en el pavo, lomo o pierna se pueden basar en verduras que son producidas en el país, que no solo reducirían el número de calorías sino que aportarían al bolsillo de cientos de familias mexicanas.

“Si uno va a los mercados, tianguis y supermercados y compra verduras cosechadas en el país no solo le está dando a su familia comida más sana, sino que está incrementando la demanda del producto lo que forzosamente lleva a que los precios bajen”, expresó.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS