Abren archivos del movimiento estudiantil de 1968

El público puede ver los 6 mil documentos en el sitio de internet
El Gran Diario de México dio a ocho columnas la nota de la toma de las instalaciones de la Universidad por parte del Ejército (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
23/03/2018
02:19
Teresa Moreno y Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

Las mujeres se volvieron guardianas de la memoria, cuando menos en la preservación de los registros del movimiento estudiantil de 1968 que el Archivo Histórico de la Universidad Nacional Autónoma de México (AHUNAM) abrió al público.

Los 6 mil documentos que la institución dispuso para el público en internet están agrupados en siete colecciones: Ethel Villanueva, Esther Montero, Justina Lory Méndez, Hemerografía Sobre el Movimiento Estudiantil de 1968, Manuel Gutiérrez Paredes, Fernando Serrano Migallón y Movimiento Estudiantil. Las cuatro primeras colecciones fueron formadas y conservadas por mujeres universitarias.

En el fondo de Esther Montero destaca un manifiesto del Campamento Revolucionario José María Morelos y Pavón, liderado por Genaro Vázquez Rojas, comandante de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria, en el que afirma que desde las montañas del sur de Guerrero está atento a la lucha por la liberación del país y manifiesta su repudió a la represión.


Especial

2 de Octubre 68

50 Años Después
2 de Octubre 682 de Octubre 68

El líder guerrillero hace un análisis del movimiento estudiantil y sugiere la creación de una vanguardia política armada en las montañas del sur, “abierta a todos los revolucionarios que busquen la liberación de la patria”.

En el archivo donado por Fernando Serrano Migallón, ex abogado general de la UNAM, se encuentra el discurso dado por el entonces rector Javier Barros Sierra el 30 de julio de 1968 en donde al izar la Bandera nacional a media asta en la explanada de Rectoría afirmó que por la represión a los estudiantes era un día de luto para la Universidad y que la autonomía se encontraba “amenazada gravemente. La autonomía no es una idea abstracta, es un ejercicio responsable que debe ser respetable y respetado por todos”.

Dentro de los mil 305 documentos en formato PDF, el Archivo Histórico de la UNAM recupera y abre al público la cobertura periodística que dieron al movimiento estudiantil de 1968 y a los hechos ocurridos el 2 de octubre en Tlatelolco, EL UNIVERSAL y otros seis periódicos de mayor circulación de la época en el país.

El AHUNAM recupera 315 archivos descargables con desplegados, notas informativas, cartones, crónicas, entrevistas como parte de la cobertura periodística que dio El Gran Diario de México al movimiento.

Por ejemplo, en las páginas de este diario se recogieron las palabras del entonces rector el 10 de septiembre de 1968: “Los problemas académicos, administrativos y políticos internos deben ser resueltos exclusivamente por los universitarios”.

También, los preparativos de la Olimpiada con notas como “El escenario olímpico, listo”, de Guillermo Hewett Alva, y la respuesta de los estudiantes, el 14 de septiembre de: “No daremos un paso atrás, caiga quien cayere. Las seis peticiones de los huelguistas deben ser aceptadas íntegramente por el gobierno, pues de lo contrario seguirá el movimiento de huelga”.

La icónica portada, cuando en esos tiempos el formato de los periódicos era a ocho columnas, rezaba: “Ocupación Militar de la C.U.”.

“Todas las instalaciones, oficinas y facultades, bajo control del Ejército”, escribía en esos momentos Horacio Cortina López, quien describió la maniobra “sorpresiva” con la que soldados tomaron desde las 22:00 horas Ciudad Universitaria.

“Treinta minutos antes de la hora indicada, 3 mil 500 hombres, aproximadamente, debidamente pertrechados, pertenecientes a batallones de asalto, de infantería y de artillería ligera, rodearon el área en donde se localizan las instalaciones de la CU y el Estadio Olímpico”.

En esa misma portada se recogen las declaraciones de la Secretaría de Gobernación en las que justifica el uso de la fuerza para desalojar los edificios universitarios y también la reunión en la que funcionarios universitarios le declararon lealtad a Barros Sierra antes de la Marcha por la Dignidad, la única protesta universitaria que ha encabezado un rector.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS