Se oponen bancadas a ingreso de policía armada

El problema de la impartición de justicia es en todo el país, alerta Cordero
El senador panista Ernesto Cordero precisó que la comunidad universitaria es “muy sensible” a la presencia de la fuerza pública en su campus. (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
28/02/2018
02:22
ALEJANDRA CANCHOLA, JUAN ARVIZU Y ALBERTO MORALES
-A +A

[email protected]

El presidente del Senado, Ernesto Cordero (PAN), y coordinadores de las distintas bancadas se opusieron a la posibilidad de que policía armada pueda entrar a resguardar Ciudad Universitaria (CU) ante la violencia que se presentó en días pasados, y piden que se respete su autonomía.

Cordero consideró que el problema involucra la procuración e impartición de justicia, no sólo en Ciudad Universitaria, sino en el país.

Destacó que “la comunidad universitaria es muy sensible a la presencia de las fuerzas policiacas en su campus”, y añadió que el asunto debe atenderse “de la mano de la comunidad, autoridades y Seguridad Pública”.

Como una primera solución, recomendó identificar los focos de violencia y detectar si tienen alcance más allá del narcomenudeo.

“Por supuesto que el narcomenudeo es algo que se tiene que combatir, que no se tiene que tolerar; pero el problema es que genera violencia”.

Por su parte, Fernando Herrera, coordinador del PAN en la Cámara Alta, indicó que lo más importante es que los uniersitarios y la autoridad lleguen a acuerdos y mantengan la unidad para darle una solución correcta al asunto.

Al preguntarle si debe entrar la policía a Ciudad Universitaria, dijo “que ellos lo determinen, que vean cuál es la mejor manera de atajar este problema. Los universitarios saben y la autoridad debe ser complementaria”.

El vicecoordinador del Revolucionario Institucional (PRI), Miguel Romo, indicó que la intromisión de la policía al campus debe ser una decisión de la junta de gobierno y de los órganos colegiados de la UNAM, y debe ser en ellos en quienes se respalde el rector.

“Debe de ser necesaria alguna acción para mantener la tranquilidad y la seguridad en el interior de CU. A lo mejor también pudiera el propio autogobierno determinar, como en otros tiempos existió una estructura de vigilancia”, recomendó.

Zoé Robledo, vicecoordinador de la bancada PT-Morena, señaló que las historias que plantean “un poquito de menos autonomía” acaban mal.

“Tiene razón el rector cuando dice que el desorden no está en la Universidad, como si fuera la Universidad el espacio de la violencia del país, la violencia está afuera y se mete a la Universidad” apuntó.

Juan Carlos Romero Hicks, presidente de la comisión de educación del Senado, negó rotundamente que deba abrirse la posibilidad de que la policía vigile CU.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS