Juez rechaza suspender controles a Elba Esther

PGR considera que Gordillo Morales representa un peligro para la paz y la estabilidad del país, debido a su influencia
21/02/2018
02:24
Diana Lastiri
-A +A

[email protected]

Un juez federal negó suspender los controles de visitas y comunicaciones ordenados a la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Elba Esther Gordillo Morales, durante su estancia en prisión domiciliaria.

El juez Decimosegundo de Distrito de Amparo en materia Penal en la Ciudad de México admitió a trámite el juicio de garantías promovido por la defensa de la maestra contra la orden de entregar una lista de sus visitantes y la prohibición de usar celular o computadoras.

En su demanda, la ex lideresa solicitó suspender el acuerdo emitido por el Juez Sexto de Distrito en Procesos Penales Federales, en el que concedió a la Procuraduría General de la República (PGR) limitar las visitas y comunicaciones de Gordillo Morales.

El juez consideró que el acto reclamado se consumó y negó la suspensión solicitada por la dirigente magisterial, pese a que, según la defensa, no han entregado al Juez Sexto de Distrito la lista requerida en el acuerdo que limita las visitas y comunicaciones.

EL UNIVERSAL informó que la PGR considera que Gordillo Morales representa un peligro para la paz y la estabilidad del país, debido a la influencia moral que tiene como ex dirigente sindical, además de que utiliza el penthouse en el que se encuentra recluida como despacho para atender asuntos desconocidos para la autoridad, puesto que a diario recibe más de 10 visitas.

La defensa de Gordillo Morales fue notificada de la resolución del juez de Amparo y presentó un recurso de reclamación contra la decisión de no suspender el acto reclamado, una queja ante el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) contra el juez de Amparo y amplió su demanda con relación a los actos reclamados a la PGR.

En el expediente, la defensa argumenta que se vulneran derechos fundamentales de Gordillo Morales con la limitante a sus visitas y comunicaciones, puesto que busca mantenerla incomunicada y bajo estricta vigilancia.

La petición de la PGR indica que existe el riesgo de que la ex dirigente se fugue desde el edificio contiguo a su departamento.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS