Juez aplaza audiencia judicial contra "El Chapo"

Juez Cogan pospone la nueva diligencia hasta el 15 de febrero; defensa pide más tiempo para analizar las evidencias del caso
Eduardo Balarezo, abogado de El Chapo, se quejó en un correo electrónico de que la decisión unilateral del juez no permitirá que el proceso inicie el 16 de abril. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/01/2018
03:36
Víctor Sancho / Corresponsal
Washington.
-A +A

[email protected]

El juez del caso contra Joaquín El Chapo Guzmán Loera decidió aplazar la audiencia judicial preparatoria prevista para el próximo viernes 19 de enero —fecha en la que se cumplía un año desde su extradición a Estados Unidos—, una vista que se preveía fundamental porque se debía determinar si se cambiaba la fecha de inicio del juicio contra el narcotraficante tal y como pidió la defensa del capo del Cártel de Sinaloa.

En un breve comunicado y sin dar explicaciones, el juez Brian Cogan pospuso hasta el 15 de febrero la nueva audiencia, lo que provocó que el abogado de El Chapo Guzmán, Eduardo Balarezo, se quejara en un correo electrónico de que esta decisión unilateral del funcionario judicial no permitirá que se decida si se inicia o no el juicio el 16 de abril hasta dos meses antes de la fecha programada para el inicio del juicio por 17 delitos que enfrentará Guzmán Loera ante la justicia estadounidense.

Balarezo, en una reciente conversación con EL UNIVERSAL, había explicado que tomó la decisión de pedir el cambio de inicio de juicio para agosto o septiembre de este año, a fin de poder tener más tiempo para analizar los miles de documentos y las evidencias sobre el caso.

La fiscalía, que en un principio propuso un aplazamiento mínimo hasta junio, no se mostró contraria a moverlo hasta finales de verano, por lo que la decisión final está en manos del juez Cogan.

Solicitan jurado anónimo. Por otra parte, la fiscalía solicitó el pasado fin de semana que el jurado que tendrá que determinar la culpabilidad o no del también líder del Cártel de Sinaloa sea “anónimo y parcialmente aislado”, medidas que deberían garantizar su imparcialidad y evitaría posibles “acosos, intimidaciones u otra interferencia”, e incluso daños, con el fin de “mitigarles cualquier miedo” a expresar su opinión.

Como defiende el gobierno de Estados Unidos en su memorando apoyando esta medida, El Chapo Guzmán Loera tiene un “historial de interferencia en los procesos judiciales” que obligarían a aplicar medidas extraordinarias de protección a las personas que formen parte del jurado, opinó la fiscalía estadounidense.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS