Graue rechaza vigilancia armada; drogas en UNAM, desde hace 50 años, dice

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue Wiechers, señala que busca coordinación con autoridades federales
FOTO: EL UNIVERSAL JUAN CARLOS REYES GARCIA
28/02/2018
03:00
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

El problema de la compra y venta de drogas en Ciudad Universitaria, así como su consumo, es un problema que viene desde hace mucho tiempo atrás, “quizás desde hace 50 años”, aseguró Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien planteó que evitará hasta donde sea posible “el ingreso de la violencia que pudiera generar más violencia”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el rector aseguró tajante que “la vigilancia armada no es opción para la Universidad”, por lo que se continuará actuando “con estricto apego a la legalidad cuidando de nuestras instalaciones, mejorando nuestra capacidad de disuasión y vigilancia, y denunciando a los delincuentes”.

“Seguiremos la colaboración cercana con las autoridades competentes para identificar a quienes cometen ilícitos en nuestras instalaciones, a fin de entregarles los materiales que les permitan detenerlos afuera de los campus de nuestra Universidad”, dijo el rector.

Mapa delictivo en torno a Ciudad Universitaria

En referencia a los hechos de violencia y narcomenudeo, Graue Wiechers informó que la institución se enfocará en inhibir estas acciones, porque “queremos generar conciencia en los universitarios para que no compren droga ni la consuman en nuestras instalaciones”.

Respecto a la existencia de dos grupos que se disputan Ciudad Universitaria por el mercado de drogas que representa, indicó que la institución no tiene noticia alguna de que los acontecimientos del viernes pasado, donde murieron por impacto de bala dos presuntos narcomenudistas, pudiera haberse debido a la disputa de dos grupos delincuenciales.

“Hasta donde tenemos conocimiento, la procuraduría lleva a cabo la investigación y son ellos quienes determinarán las responsabilidades”.

El rector consideró que la institución es un crisol de lo que ocurre en México, de lo positivo pero también “desgraciadamente de los problemas que enfrenta.

“En ese sentido, el hecho de que muchos de los espacios de la Universidad sean abiertos permite que fenómenos como la delincuencia afecten con mayor facilidad a nuestra institución”.

Ante el cuestionamiento de que si es posible eliminar el tráfico de drogas en Ciudad Universitaria, el rector Enrique Graue Wiechers señaló que si bien este no es un camino fácil, “estamos seguros de que la estrategia que seguimos es la correcta”.

Antes, en entrevista con Dennis Maerker se pronunció a favor del uso lúdico de la marihuana.

“Estamos conversando con las autoridades federales, buscar alguna manera en donde exista una acción coordinada federal para proteger a las universidades de ellos [narcomenudistas]. Se está buscando a través de la Secretaría de Gobernación. No quisiera comentar todavía”, dijo.

Adelantó que entre las propuestas integrales de la Universidad Nacional para apoyar a quienes consumen drogas está la creación de una clínica de adicciones, “para atender a la comunidad”, así como un seminario interdisciplinario para atender la inseguridad que se vive dentro de las instalaciones universitarias.

“Participarán académicos de diversos niveles para generar propuestas nuevas que tengan que abordar diferentes problemas del narcotráfico, que no es privativo de las universidades, sino del país y de la juventud”, aseguró el rector.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS