EPN llama a la solidaridad por afectados tras el temblor

Se reúne con empresarios, quienes ofrecen ayuda a través de la Sedatu; hay entre un millón y un millón 200 mil víctimas del sismo, señalan
El presidente Enrique Peña Nieto recalcó su hoja de ruta: ayudar a la población garantizando albergue y alimentación, censo de daños y reconstrucción (PRESIDENCIA)
14/09/2017
03:25
Francisco Reséndiz
Santa María Xadani, Oax.
-A +A

[email protected]

Desde este poblado del Istmo de Tehuantepec, una de las zonas más afectadas por el sismo del pasado 7 de septiembre, el presidente Enrique Peña Nieto llamó a una mayor solidaridad en favor de las comunidades dañadas en Chiapas y Oaxaca.

Tras llamar a los pobladores a mantenerse unidos, acompañado por la primera dama Angélica Rivera, pidió a los medios de comunicación no sólo ser críticos y señaladores de lo que hace falta, sino que además de recoger testimonios y necesidades que tiene la población damnificada, sean parte de la solución.

Anoche, previo a una reunión de evaluación, el Presidente se reunió en la Base Aérea Militar 2, en Ixtepec, con representantes de 20 grandes empresas nacionales —entre ellas Interjet, Bimbo, Grupo Alfa, y el CCE— que ofrecieron, cada una en su ramo, aportar en la emergencia. Todo se canalizará a través de la Sedatu. Peña Nieto agradeció esta respuesta.

“Hay que se parte de la solución”. “Más que volvernos señaladores o críticos de lo que falta, seamos parte todos de la solución, estamos llamados todos a responder. El primero en atender, porque es su responsabilidad, es el gobierno, y aquí está la presencia del gobierno, no sólo en la persona del Presidente de la República o del gobernador del estado, de nuestras esposas, estamos a través de varios servidores públicos que están haciendo presencia de manera permanente en todos los municipios”, señaló.

Anoche, en la reunión con empresarios en Ixtepec, el Presidente dijo que es bueno que los medios señalen necesidades, pero recalcó que es más importante convocar a una mayor solidaridad de los mexicanos. Recordó que en 1985 se sintió muy pronto la solidaridad tras el terremoto.

En esta gira, el Presidente confirmó que hay entre un millón y un millón 200 mil personas damnificadas total o parcialmente por el terremoto, por lo que recalcó que es necesario garantizar atención básica en salud y alimentación diaria.

Por la tarde, desde la parte trasera de una camioneta pick-up, colocada en la plaza principal de Santa María, el mandatario espetó ante cientos de personas, en su mayoría indígenas zapotecos: “Todos somos México; Oaxaca, es México, Chiapas es México; todos somos Oaxaca, todos somos Chiapas, y todos somos México y necesitamos la ayuda de todos”.

“Que quizá por la distancia de lo que es el corazón del país, de lo que es su capital, están ajenos a la condición que viven estos dos estados hermanos, Chiapas y Oaxaca, porque es mucha la ayuda que necesitamos”, dijo Peña Nieto.

Precisó que se necesitan despensas, víveres, ropa, para distribuirla entre las personas damnificadas. “Es importante que la sociedad mexicana sienta como familia suya a Oaxaca y a Chiapas”, recalcó el mandatario.

Ayer, el presidente Peña Nieto visitó Santa María Xadani, población con 6 mil habitantes y 2 mil 100 casas, de las cuales la mitad sufrieron daños totales o parciales. Posteriormente visitó, siempre acompañado por la Primera Dama, por el gobernador Alejandro Murat e integrantes de gabinete federal, Santo Domingo Tehuantepec.

En Santa María, el Jefe del Ejecutivo recorrió varias calles con casas y negocios dañados por el terremoto, visitó a la señora Rosa Santiago quien la noche del 7 de septiembre perdió a su esposo Orlando Guerra y a su hija de 9 años. Aquí Peña Nieto dejó claro que el gobierno no dejará solos a los afectados por el sismo.

Mientras que el mandatario visitaba esta comunidad,en la que se registró un sismo de 5.5 grados Richter, advirtió que lo más doloroso para muchas familia ha sido perder a seres queridos. Recalcó una hoja de ruta: ayuda inmediata a la población garantizando albergue y alimentación, censo de daños y reconstrucción.

Aquí, donde lo pobladores se dedican a la fabricación de totopos y frituras, comprometió mil hornos nuevos para las casas dañadas, así como maíz para su elaboración.

“No están solos, los habitantes de este municipio, de todo Oaxaca y de Chiapas que han resultado con afectaciones consecuencia de este sismo, no están solos, estamos para acompañarles, para apoyarles y ayudarles.

Más tarde, en Santo Domingo Tehuantepec, donde visitó los albergues de San Jacinto y San Sebastián, ante una solicitud de estudiantes del IPN que colaboran en el auxilio a la población, ordenó al secretario de Salud, José Narro, a garantizar abasto suficiente de medicamentos y material de curación. Dijo, además, que se restaurará el patrimonio cultural de la región, entre ellos iglesias y templos religiosos.

Dijo que se avanza en atención a la población para asegurar albergue y alimentación para quienes perdieron todo, además se desplegaron servicios médicos con 100 unidades móviles y se movilizó personal médico y de enfermería para reforzar la atención en las dos entidades.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios