Se encuentra usted aquí

El acoso #MeTooMx

Basta con que la víctima perciba acoso para que el tribunal de la alta moral de Twitter y Facebook lo tome como cierto, o como calumnia artera que no merece perdón ni discusión
Diversas actrices mexicanas denunciaron haber sido víctimas de acoso sexual (TOMADA DE TWITTER)
27/02/2018
02:06
Alonso Cedeño
-A +A

Estrategia en Línea

“En el mundo todo es sobre sexo, excepto el sexo, el sexo es sobre poder”, sentenció Oscar Wilde, y dicha frase no podría aplicarse mejor en esta época, donde la disrupción digital pareció facilitar, en un inicio, la denuncia y la visibilización de un problema añejo, que encontró un caldo de cultivo propenso en la industria del entretenimiento. Mucho se ha discutido sobre el movimiento #MeToo, la mayoría de las veces a favor, algunas en contra, pero sin duda su mayor debilidad pareciera ser el oportunismo de algunas protagonistas.

Antes de ser condenado a la hoguera del ciberespacio quiero dejar bien clara mi postura, atacar a cualquier persona que denuncie acoso es revictimizarla, o por lo menos victimizarla en el supuesto que su denuncia resultara infundada, pues nadie debería dudar tampoco que en la época de las Fake News y donde el rigor periodístico se ve opacado por la velocidad de la difusión de la información, algunas de las personas denunciadas resulten inocentes.

Las tendencias relacionadas a #MeTooMx acapararon esta semana los medios sociales. La periodista @AristeguiOnline entrevistó a varias actrices mexicanas que compartieron e hicieron públicas sus denuncias de acoso y abuso sexual. Dichas denuncias generaron movimiento importante en medios sociales, todos los días distintas tendencias se ubicaron a nivel nacional tomando relevancia en la conversación.

La actriz Karla Souza relató que fue abusada sexualmente por un director de cine, cuyo nombre no mencionó. Karla Souza fue tendencia nacional con más de 100 mil menciones. En su mayoría recibió mensajes de apoyo. Por su parte y de manera sorpresiva, @Televisa anunció el despido y la ruptura laboral con el director, @gusloza. Televisa, entró en la conversación con más de 150 mil menciones; la cadena televisiva fue calificada por usuarios de redes como “verdugo, juez y parte del tema”. Durante la semana entera, El ht #Metoo, fue mencionado en México en más de 350 mil ocasiones; #MetooMx, se mencionó en 200 mil ocasiones.

@gusloza tuiteó: “Me deslindo de toda acusación en mi contra por parte de @NTelevisa_com y de @DeniseMaerker quienes el día de hoy me han acusado sin fundamento referente al caso de la presunta violación denunciada por @KarlaSouza7 lo cual lamento profundamente y condeno abiertamente”. @karlasouza7 dijo: “Me siento orgullosa de unirme solidariamente a mis hermanas de México y a mujeres alrededor del mundo cuyas voces estás siendo finalmente escuchadas y diciendo #TIMESUP”. En entrevista, Loza, negó la acusación y anunció que demandará a la televisora.

En otro de los casos relatados con la periodista @aristeguicnn; la actriz @PaolaNunez relató cómo fue acosada por un director de cine. Paola Núñez se ubicó como tendencia con más de 90 mil menciones. No quiso dar nombre del culpable.

La escritora y dramaturga @sabinaberman relató cómo es que en la grabación de la película Gloria, que retrata la vida de la actriz Gloria Trevi, se pidió a niñas entre 12 y 14 años a mostrarse desnudas. “El jefe de casting recibe a protagonistas y les pide que se desnuden”. El referido es Alejandro Reza. La actriz @VanessaBauche y otros tantos miembros del ramo de la cinematografía respaldaron a Reza. Vanessa Bauche escribió: “Por favor, prudencia! Acusaciones sin fundamento, sin llevar la denuncia a las vías correspondientes, sin nombres, dejando todo en entredicho y/o suposiciones, va a terminar anulando el sentido del movimiento y dañando la reputación de compañeros Inocentes. #AlejandroReza #Me2Mx”.

Sabina Berman fue tendencia con más de 120 mil menciones; Alex Reza se convirtió en tendencia con casi 100 mil menciones. El sábado 24 de febrero por la mañana @sabinaberman tuiteó: “Ayer, durante el noticiario de Carmen Aristegui, al narrar el abuso que algunas actrices padecieron durante la pre-producción de la película Gloria, cometí un error. A pregunta de Carmen sobre el cargo de la persona responsable, respondí, incorrectamente, ‘Director de casting’ (…) Lamento profundamente mi error y el daño que ha causado al honor de Alex Reza. Le ofrezco una disculpa pública, que pido que quien esto lea me ayude a difundir”.

En otro de los casos que generó diversos comentarios en redes sociales, la standupera Sofía Niño de Rivera @sofffiaaa, relató cómo el periodista, @RicardoRocha_ la acosó sexualmente. Sofía Niño de Rivera fue tendencia con más de 110 mil menciones; Ricardo Rocha se mencionó en casi 90 mil ocasiones.

A lo cual, el periodista, dijo: “LA MENCIÓN sobre mí en el programa de ayer de @CNNEE es absolutamente desquiciada, mentirosa y ridícula. Su difusión perversa, parcial y tramposa, no es un acto de justicia; lo único que pretende es manchar 40 años de mi carrera. Me reservo el derecho de actuar en consecuencia (…) Revisé con mi equipo detenidamente la entrevista con la señorita Niño de Rivera y no encontramos francamente ni un segundo que se asemeje a un acoso”.

Horas mas tarde la propia Sofía fue acusada de acoso por una de sus estudiantes cuando ella impartía clases de StandUp.

La tipificación de acoso, ya sea sexual, laboral, escolar, cibernético o de cualquier otro tipo tiene que ver intrínsecamente con ejercer un poder, quien tiene mas poder tiene la capacidad de ejercer acoso, no importa su género ni su motivación, y al día de hoy, al parecer basta con que la víctima lo perciba para que el tribunal de la alta moral de twitter y Facebook lo tome, como cierto, o como una calumnia artera que no merece perdón ni discusión. A esto se exponen quienes deciden denunciar, y quienes son denunciados, no hay conciliación, no hay juicio, tan solo bandos que hacen transitar a la víctima a una superioridad moral o a una vileza y oportunismo en la acusación: #TeamAcosado o #TeamAcosador.

Por lo menos en la esfera digital la búsqueda del oprobio o de la notoriedad seguramente no terminarán con el problema ni del machismo ni del acoso.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS