Caen asesinos de agentes federales secuestrados

Capturan a 18 del Cártel Jalisco Nueva Generación; un colombiano fue el autor intelectual del crimen
Alberto Elías Beltrán, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales —en suplencia del p ro cu rado r— , informó sobre el esclarecimiento del secuestro y asesinato de dos agentes de la AIC. (PGR)
16/03/2018
03:50
Manuel Espino Bucio
-A +A

[email protected]

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal detuvieron en 10 cateos realizados entre los límites de los estados de Jalisco y Nayarit a 18 integrantes de una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) vinculada con el secuestro y asesinato de dos agentes de la PGR, en febrero pasado.

Entre ellos se encuentra Mauricio Varela Reyes, El Manotas, de nacionalidad colombiana, a quien se le atribuye la autoría intelectual del plagio y asesinato de los suboficiales Octavio Martínez y Alfonso Hernández, quienes estaban adscritos a la Unidad Antisecuestro de la AIC.

El subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales —en suplencia del procurador— Alberto Elías Beltrán, informó que se les aseguraron droga, armamento de distintos calibres, equipo de telefonía, computadoras y discos duros, entre otros objetos.

“Hoy, quienes ordenaron, realizaron, cooperaron o protegieron este atroz crimen tendrán el castigo que merecen con todo el rigor de la ley”, advirtió Elías Beltrán.

El director de la Agencia de Investigación Criminal, Omar García Harfuch, precisó que un primer domicilio ubicado en Las Ceibas, en Bahía de Banderas, Nayarit, se localizó a Varela Reyes, jefe de plaza del CJNG y presunto operador del tráfico de estupefacientes en Puerto Vallarta.

“Derivado de diversas investigaciones se tiene conocimiento que esta persona sería el presunto autor intelectual y uno de los materiales de la privación ilegal de la libertad y posterior homicidio de los agentes de la AIC”, indicó el funcionario en conferencia.

García Harfuch señaló que durante la diligencia realizada la madrugada del jueves, El Manotas agredió a los agentes ministeriales, quienes repelieron la agresión, por lo cual resultó herido.

Apresan a El Ingeniero. Dijo que en su segundo cateo, llevado a cabo en la colonia Parque Universidad, en Puerto Vallarta, se detuvo a Luis Manuel Cruz Gómez, El Ingeniero, encargado de brindar soporte técnico y de comunicaciones a la mencionada organización delictiva, que tiene su centro de operaciones en el estado de Jalisco.

Este sujeto, aseguró Elías Beltrán, fue el responsable de publicar en redes sociales el video donde aparecen los agentes Octavio Martínez y Alfonso Hernández, sometidos por hombres armados y con una playera blanca con la leyenda SEIDO.

Entre los asegurados, destacaron las autoridades, se encuentra también Ubaldo Cruz Cárdenas, El Cocho, quien fungía como subdirector operativo de Seguridad Pública y Tránsito junto con otros dos individuos.

Policías involucrados. En un cuarto inmueble, en la localidad Loma Bonita, Puerto Vallarta, efectivos de la Secretaría de Marina-Armada de México y de la PGR ubicaron a Carlos Rogelio Pérez Espinoza, policía municipal, junto con otras dos personas.

Se presume que El Cocho y El Pollo se encargaban de brindar protección institucional a la organización criminal y de ser los responsables de interceptar a los elementos de la Agencia de Investigación Criminal el pasado 5 de febrero en Puerto Vallarta, Jalisco, para posteriormente entregarlos a integrantes del CJNG.

En un quinto domicilio localizado en la colonia Versalles, en Puerto Vallarta, fueron capturadas cuatro mujeres dos de ellas de nacionalidad colombiana y dos mexicanas, quienes fungían como operadoras de esta organización, las cuales enganchaban a sus víctimas y mediante engaños las llevaban a casas de seguridad donde eran privadas de su libertad y posteriormente de la vida.

Según las autoridades federales, estas mujeres estaban en proceso de adiestramiento para el uso y manejo de armas de fuego, acciones dirigidas por los elementos de seguridad municipal.

En un sexto inmueble de la localidad La Vena se detuvo a cuatro personas, tres del sexo masculino y una del femenino, mientras que en una séptima vivienda de la colonia Tijereta Paloma, fueron aprehendidas dos personas, un hombre y una mujer, todos ellos presuntos integrantes del grupo delictivo.

Tres domicilios vacíos. Tres domicilios más fueron cateados; sin embargo, en estas acciones no hubo detenidos, se informó.

El 5 de febrero, la PGR reportó la desaparición de dos de sus agentes entre los límites de Nayarit y Jalisco, quienes se encontraban en días de descanso y acudían a un evento familiar en esa entidad.

Alfonso Hernández Villavicencio y Octavio Martínez Quiroz, de 28 y 26 años de edad, respectivamente, iban acompañados por otros dos agentes de la institución, quienes regresaron a la Ciudad de México.

Eran elementos adscritos a la Dirección General de la Unidad para el Combate al Delito de Secuestro de la Policía Federal Ministerial, de la Agencia de Investigación Criminal.

Salieron de un domicilio ubicado del municipio de Bahía de Banderas, Nayarit. Al momento de su desaparición circulaban a bordo de un vehículo oficial de color gris plata de la marca Chevrolet Aveo sobre la carretera entre los límites de los estados de Nayarit y Jalisco.

Los restos de los agentes secuestrados fueron encontrados 10 días después en un vehículo abandonado en Xalisco, Nayarit.

Derivado de los estudios de genética forense realizados por la Agencia de Investigación Criminal (AIC), a través de expertos en la materia de la Coordinación General de Servicios Periciales, se logró determinar la identidad.

Hace unas semanas, el encargado de despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán, rindió homenaje a los suboficiales asesinados.

En una ceremonia luctuosa en la sede de la Agencia de Investigación Criminal, en la que estuvieron los familiares de los elementos, Elías Beltrán reconoció la calidad humana y profesional de los agentes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS