Aumenta la percepción de inseguridad en ciudades

Desde diciembre de 2014, el temor de ser víctima de la violencia entre los adultos se mantiene por arriba de 67%. El mes de septiembre de 2017 tiene el pico, con 76%
Archivo / EL UNIVERSAL
18/01/2018
02:14
Manuel Espino Bucio
-A +A

[email protected]

Para 75.9% de los mexicanos consultados en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (Ensu) del Inegi — que se realiza trimestralmente—, vivir en su ciudad es inseguro, lo que significa un incremento de 1% en la percepción con respecto a diciembre de 2016, que registró una cifra de 74.9%.

Desde diciembre de 2014, la percepción de inseguridad entre la población adulta se mantiene por arriba de 67%. Septiembre de 2017 tiene el pico más alto, con 76%, después sigue diciembre de 2017 con 75.9%.

El ejercicio estadístico destaca que las ciudades que manifiestan mayor inseguridad son: Reynosa, con 95.6%; Chilpancingo, 95.4%; Fresnillo, 94.8%; Villahermosa, 94.4%; Coatzacoalcos, 93.6% y la zona norte de la Ciudad de México, 92.7%, que incluye las delegaciones Gustavo A. Madero, Iztacalco y Venustiano Carranza.

Sin embargo, las que presentan un repunte son Tijuana al pasar de 77% en septiembre de 2017, a 79% en diciembre de 2017, y La Paz, Baja California Sur, con 73.1% y ahora con 85.6%, en el mismo periodo.

En la misma situación están Los Cabos, al brincar de 66.2% a 69.7%; Campeche, de 44.4% a 46.6%; Piedras Negras, de 34.3 a 41.1%; Chihuahua, de 70.6 a 78.4%; Ciudad Juárez, de 61.1% a 75.5%, y Cancún, que pasó de 81.2% a 84.9%.

Los municipios con menor percepción de inseguridad son Mérida, con 29.1%; Puerto Vallarta, 31.5%; Saltillo, 36.6%; Piedras Negras, 41.1%; San Francisco de Campeche, 46.6% y Durango, 52.3%.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía reporta que las mujeres siguen sintiendo mayor inseguridad en sus ciudades que los hombres, pues 80.5% de las encuestadas así lo manifestó, contra 70.6% de varones.

El lugar en donde los ciudadanos se sienten más inseguros son los cajeros automáticos ubicados en la vía pública, según 82.3% de los consultados; 72.9% dijo que en el transporte público, 69.2% en el banco y 68.2% en las calles que habitualmente usa.

Ante esta situación, 62% de los encuestados dijo haber modificado sus hábitos como “llevar cosas de valor, joyas, dinero o tarjetas de crédito” por temor a sufrir algún delito; mientras que 55.9% reconoció haber cambiado hábitos relacionados con permitir que sus “hijos menores de edad salgan de vivienda”.

El 53.1% señaló que cambió de rutinas en cuanto a “caminar por los alrededores de su vivienda pasadas las ocho de la noche” y 35.9% modificó la rutina de visitas a sus familiares o amistades.

Inseguridad seguirá igual

La encuesta trimestral del Inegi también refiere que 35.8% de la población de las 55 ciudades que abarca la muestra, considera que en los próximos 12 meses la situación de la delincuencia en su localidad seguirá igual de mal. Un 37.7% de la población mencionó que la situación empeorará este año, lo cual, subraya el organismo, no representa un cambio significativo respecto a diciembre de 2016, que registró 37.4%.

Los resultados de la ENSU también revelan que, durante el cuarto trimestre de 2017, el porcentaje de la población que mencionó haber visto o escuchado conductas delictivas o antisociales en los alrededores de su vivienda fue: consumo de alcohol en las calles (65.2%), robos o asaltos (63.5%), vandalismo en las viviendas o negocios (52.4%), venta o consumo de drogas (42.9%), disparos frecuentes con armas (37.8%) y bandas violentas o pandillerismo (35.2%).

Desempeño de policía y milicia

La población de 18 años y más encuestada ve muy efectivo el trabajo de la Marina, Ejército, Gendarmería y Policía Federal contra la delincuencia, en cambio, califica de poca efectiva la labor de las corporaciones estatales y municipales.

Sobre el desempeño gubernamental, 78.9% de la población señala como uno de los problemas más importantes en su ciudad los “baches en calles y avenidas”; 70.2% la “delincuencia [robos, extorsiones, secuestros y fraudes]”, y 63.7% consideró el “alumbrado público insuficiente”.

Para el académico de la Universidad Panamericana, Rodrigo Soto Morales, los resultados de la encuesta reflejan una actividad mayor de la delincuencia organizada en zonas urbanas del país, que antes se concentraba en territorios rurales.

Respecto a los espacios físicos donde los ciudadanos se sienten inseguros, el experto en seguridad nacional destaca que confirma que los asaltos se siguen cometiendo en el transporte público, en las calles y en cajeros automáticos.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS