Asesinan a tiros a cantante de narcocorridos en la CDMX

Muere en hospital a causa de heridas de bala que sufrió mientras conducía su camioneta
TOMADA DE FACEBOOK
10/02/2018
02:13
Eduardo Hernández, Andrea Ahedo y Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

A bordo de una camioneta marca Buick color vino fue encontrado sin vida el cantante de narcocorridos Javier Reyes, conocido como el Príncipe del Corrido. Sus agresores lo siguieron por algunos minutos y le dispararon en al menos 10 ocasiones en calles del barrio de San José, en la delegación Tláhuac, en la Ciudad de México.

El jueves, cerca de las 23:38 horas, vecinos de la zona alertaron a la policía de que en la esquina de las calles Hoja Seca y Luis Arcaras se escucharon alrededor 10 detonaciones. Refirieron que la camioneta quedó detenida y un hombre mal herido.

Los uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México arribaron a la zona. Al interior del vehículo hallaron en el asiento del conductor al cantante, quien vestía chamarra negra y pantalón de mezclilla azul, y presentaba un sangrado abundante en la cabeza. A un costado estaba un arma de fuego color negro, tipo Glock 17.

Paramédicos de Protección Civil delegacional atendieron a Javier Reyes, quienes lo diagnosticaron con traumatismo craneoencefálico por impactó por arma de fuego. Además, el cantante presentaba lesiones de bala en hombro y en las costillas del lado izquierdo, por lo que lo trasladaron de manera inmediata al hospital General de Tláhuac, donde perdió la vida. La Procuraduría General de Justicia capitalina inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio doloso por arma de fuego.

El padre de Javier Reyes y amigos acudieron desde temprano a la Coordinación Territorial Tláhuac Dos, ubicada a un costado de la explanada delegacional, para identificar el cuerpo del cantante. Mientras el padre del fallecido, también de nombre Javier Reyes, hacía los trámites dentro de la fiscalía, sus amigos y compañeros esperaban afuera de las oficinas.

Por el momento y por las circunstancias de su muerte, el padre de Javier prefiere mantener su distancia y no dar declaraciones a los medios de comunicación. A pesar de que la gente cree que el artista estaba vinculado con el narcotráfico, sus amigos aseguran que esa no es la verdad: “No es como dicen, la gente dice cosas sobre él, pero sólo se dedicaba a componer, no cualquiera hace eso”.

Cerca de las 20:00 horas, el cuerpo del artista fue trasladado al Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), en la colonia Doctores, para realizarle los exámenes necesarios e integrarlos a la carpeta de investigación.

La última publicación de Javier Reyes en la red social Facebook fue del 15 de enero a las 12:55 horas; el cantante solía tomarse fotos y compartirlas para sus fans, quienes le contestaban con saludos. También hacía transmisiones en vivo con sus amigos en las cuales cantaba algunos éxitos de banda.

El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, informó que la muerte del cantante Javier Reyes fue una “ejecución directa”.

“Se encontró una pistola en su vehículo, es lo único que agregaría. Fue una ejecución directa, tenemos algunos datos importantes, pero eso es lo que sabemos hasta el momento”, comentó el mandatario.

Mancera Espinoza aclaró que aún se desconoce si el arma de fuego pertenecía o no al cantante, o en qué modo llegó al vehículo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS