SNTE no es patrimonio familiar, advierte Díaz de la Torre

Presuntos delegados votaron por el Comité Ejecutivo y cuatro órganos más; el VII Congreso Nacional del magisterio es el primero que encabeza el actual líder
Ante 3 mil 734 delegados, Juan Díaz de la Torre abrió los trabajos del VII Congreso Nacional Extraordinario del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en el Centro Internacional de Convenciones Puerto Vallarta, Jalisco. (SNTE)
13/02/2018
03:26
Teresa Moreno
Puerto Vallarta, Jal.
-A +A

[email protected]

Juan Díaz de la Torre dijo que la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) debe evitar la “tentación” de ser vista como “patrimonio de una familia”, y eso, advirtió: “No volverá a pasar”.

Ante 3 mil 734 delegados, que fueron identificados con gafetes que decían: “Presunto delegado”, que participan en el VII Congreso Nacional Extraordinario en el Centro Internacional de Convenciones Puerto Vallarta, Jalisco, Díaz de la Torre fue presentado como “maestro o dirigente de los maestros” y no con el cargo que sustentó durante los últimos cinco años: presidente del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública.

Ahí dijo que se deberá “evitar la tentación de que los dirigentes piensen en asaltar el poder o de creer que el privilegio de representar a los profesores nos lleve a pensar que el SNTE es nuestro patrimonio personal o de familia. Eso no volverá a pasar”.

Es el primer congreso que él encabeza después de casi 25 años en los que Elba Esther Gordillo Morales ejerció el liderazgo de más de un millón y medio de mentores.

El congreso se realiza a puerta cerrada en ese centro de convenciones, “en unidad”, según dijeron profesores que salieron del recinto donde fueron “acuartelados” hasta que terminaron de discutir, y presentaron a la asamblea para votar los 15 puntos contenidos en la convocatoria.

Díaz de la Torre llegó después de las 10:00 horas, aunque los delegados trabajaban en distintas mesas desde las 7:00 horas. El líder fue recibido entre gritos: “¡Todos somos SNTE!, ¡Todos somos SNTE!”, “¡Unidad, unidad!”; por la tarde se escucharon consignas: “¡Juanito, Juanito!” para mostrar su apoyo al líder jalisciense.

En medio de los llamados a la unidad, encargados de la seguridad en el recinto impidieron que un delegado se manifestara en contra del líder.

El profesor Rigoberto Cruz Velásquez intentó acercarse al estrado para presentar el amparo para la suspensión de la toma de nota de Díaz de la Torre como presidente del Consejo General del SNTE.

Trabajadores del SNTE lo sujetaron por la fuerza para impedirle que presentara el documento ante los delegados, relataron los presentes.

En el congreso se limitó en un principio el acceso, el uso de teléfonos celulares y el ingreso sólo se permitió a los docentes acreditados como “presuntos delegados”. Para identificarse portaban gafete con fotografía que en la parte de atrás llevaba impreso el número de la mesa de trabajo y un código QR para mantener el control de los accesos. Las identificaciones no llevaban firma que las validara.

Llamarlos “presuntos delegados” está relacionado con la suspensión otorgada en el juicio de amparo puesto que, legalmente, Díaz de la Torre no puede fungir como presidente y, de acuerdo con profesores gordillistas, al convocar a congreso él y los delegados que participen incurrirían en usurpación de funciones y falsificación de documentos.

El sindicato preveía que el congreso duraría tres días para discutir y votar la renovación de la presidencia del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública del SNTE. Los delegados votaron por los nuevos integrantes de los comités Ejecutivo, de Vinculación Social, de Vigilancia, Transparencia y Rendición de Resultados, Electoral, y de Acción Política.

Se discutió la revisión del marco jurídico-laboral, el programa nacional para la negociación salarial, la ruta para la negociación salarial y demandas de cada sección en el pliego nacional, compensaciones, estímulos y prestaciones, y una reforma estatutaria.

Para ingresar al Centro de Convenciones se necesitó pasar tres retenes de la policía de Jalisco, guardias privados y de profesores. El 26 de febrero se cumplirán cinco años de la detención de Elba Esther Gordillo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS