Santiago Nieto objeta remoción; dice que no tuvo debido proceso

El ex titular de la FEPADE argumenta que existen diversos problemas jurídicos en su remoción
Foto: Especial
23/10/2017
19:14
Alberto Morales
-A +A

El ex titular de la FEPADE, Santiago Nieto, solicitó al Senado objetar la decisión del encargado de la PGR, Alberto Elías Beltrán, de destituirlo de su cargo al considerar que no se le concedió un debido proceso, y que existen diversos problemas jurídicos en su remoción.

Por medio de un oficio enviado al presidente del Senado, Ernesto Cordero, Nieto Castillo expresó que no hubo un procedimiento en el cual se le informaran las razones por las que se le destituyó ni se le dio la oportunidad de defenderse y presentar pruebas.

“El acto en cuestión tampoco está debidamente motivado, en el sentido de que en el expresen las razones por las que se estableció que mi conducta pudo haber infligir algún ordenamiento. La fundamentación es deficiente, en razón de que los preceptos citados en su oficio no son aplicables a los hechos que vagamente se me pretenden aplicar”.

Nieto Castillo señaló que Elías Beltrán, quien notificó al Senado de su decisión, es el encargado de despacho de la PGR, por lo que pidió que se analice si un funcionario que ocupa provisionalmente esa posición tiene las atribuciones suficientes para remover a un funcionario cuya designación fue hecha por el Senado.

Santiago Nieto dijo que está en la mejor disposición de comparecer ante la Cámara Alta para defender su trabajo como titular de la FEPADE, presentar pruebas sobre su trabajo como fiscal especial para la atención de delitos electorales y ampliar los argumentos jurídicos de su remoción.

El Senado también dio a conocer el oficio de Alberto Elías Beltrán por medio del cual notifica sobre la remoción con carácter de inmediato de Santiago Nieto como titular de la Fepade.

“Lo anterior por violar la estricta reserva sobre investigaciones en curso, en contravención con lo ordenado por el artículo 218 del Código Nacional de Procedimientos Penales”.

Ello para que el Senado conozca de la remoción y decida si pone en marcha un proceso legislativo para objetar dicha destitución, para lo cual tiene un plazo de 10 días hábiles que comenzaron a correr a partir del pasado 20 de octubre.

Con información de Manuel Espino 
lsm/ml

 

COMENTARIOS