Revela diario El País que el embajador Arroyo ocultó recursos en Andorra

Francisco Agustín Arroyo Vieyra, quien fue presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro en 2013, abrió una cuenta por 1.2 millones de dólares en la Banca Privada d’ Andorra, institución que usan los cárteles mexicanos para lavar dinero
ARCHIVO EL UNIVERSAL
14/09/2017
15:29
Redacción
-A +A

El diario El País reveló que Francisco Agustín Arroyo Vieyra, ex legislador del Partido Revolucionario Institucional y actual embajador de México en Uruguay, ocultó 1.2 millones de dólares durante varios años en una cuenta de la Banca Privada d’ Andorra (BPD).

De acuerdo con el diario español, Arroyo Vieyra, ex presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados en 2012 y 2013, habría utilizado esa institución financiera para cobrar un trabajo que realizó su despacho de abogados en México.

La BDP fue intervenida en 2015 luego de que las autoridades del principado de Andorra, ubicado en la frontera entre España y Francia, procesara a sus directivos por corrupción. Poco antes habían sido alertadas por las autoridades estadounidenses de que la institución financiera estaba siendo utilizada por cárteles mexicanos y colombianos para lavar dinero producto del narcotráfico.

La BDP también estaba siendo utilizada por grandes empresas, entre ellas la brasileña Odebrecht, para pagar sobornos a altos funcionarios públicos en varios países del mundo, de acuerdo con el reporte de El País.

“El ingreso (depósito) a nombre de Arroyo Vieyra procedió del despacho de abogados mexicano que preside Pedro Raymundo Salinas Arrambide, según la documentación interna de la BPA. El embajador y el abogado atribuyen el dinero a un trabajo jurídico que desarrollaron juntos. La cuenta se abrió entre 2011 y 2012 y permaneció operativa a nombre del político del PRI durante, al menos, tres años”, se lee en el reporte.

El político mexicano reconoció como un “error” haber utilizado esa institución financiera para cobrar por los servicios de un trabajo sobre el cual no quiso dar detalles, pero aseguró que en algún momento reportó esos ingresos y pagó al fisco mexicano los impuestos correspondientes.

El País asegura que en una primera conversación telefónica, Arroyo Vieyra dijo ser socio de Salinas Arrambide, pero éste último lo desmintió. Después dijo que habían sido socios litigando en varios casos, que los recursos eran lícitos y que no podía dar detalles de los asuntos por respeto al secreto profesional.

De acuerdo el el diario, en 2013 y bajo la presidencia de Arroyo Vieyra, la Cámara de Diputados contrató asesorías por adjudicación directa por un monto de casi 8millones de pesos. De esa suma, 3.2 millones de pesos habrían ido a parar al despacho Salinas y Asociados, el mismo que le habría hecho el depósito en Andorra.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS