Reconstruir, sin descuidar prioridades

Cámara Baja: en 2018 se atenderán temas clave como seguridad o pobreza
Jorge Carlos Ramírez Marín, líder de la Cámara Baja, dijo que la aprobación del presupuesto se realizará mediante un debate de las prioridades nacionales. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
02/10/2017
02:15
Suzzete Alcántara
-A +A

[email protected]

El presidente del Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI), dijo que la discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018 se realizará mediante un debate consciente de las prioridades nacionales, pero consistente con las nuevas circunstancias derivadas de los sismos recientes.

Asentó que los grupos parlamentarios atenderán la reconstrucción, pero sin descuidar en absoluto rubros como seguridad, salud, educación y programas de asistencia social, ya que son áreas indeclinables, primordiales, que no pueden ser vulneradas bajo ninguna circunstancia.

Dijo que se reorientarán los recursos suficientes para la atención a víctimas y la reconstrucción de las zonas afectadas, por lo que se destinarán las partidas necesarias para atender la emergencia, pero sin dejar de lado la seguridad nacional, programas sociales o servicios de salud, ya que ello vulneraría el futuro inmediato.

“El compromiso de los legisladores, y su reto inmediato, es aprobar un presupuesto de egresos que atienda las demandas de ciudadanos que se encuentran vulnerables a consecuencia de los sismos, pero eso no debe impedir que se sigan destinando recursos suficientes para la atención de otros mexicanos que padecen de pobreza, o algún tipo de rezago social”, añadió en un comunicado.

El priísta dijo que la supervisión de la reconstrucción debe contener un plan integral que satisfaga las necesidades coyunturales, además de ser reflexivo y sensato.

“Sería una contradicción que al fortalecer de manera automática el Fondo de Reconstrucción, se descobijen programas como Prospera u otros de la misma importancia”, indicó.

El diputado por Yucatán agregó que confía en que se habiliten los mecanismos suficientes para que el destino de los recursos sea vigilado y se tenga una completa certeza de su aplicación.

Agregó que al dictaminar las iniciativas del Ejecutivo federal que integran el Paquete Económico 2018, los legisladores tendrán que buscar un correcto equilibrio presupuestario que dé certeza en la consolidación de un panorama con visión de futuro para el siguiente año y los posteriores en el país.

Pide PRD propuesta razonable. En tanto, el grupo parlamentario del PRD en San Lázaro afirmó que el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, tendrá que presentar el próximo jueves —cuando comparezca ante el Congreso—, una propuesta razonable para conformar el fondo nacional destinado a la reconstrucción de viviendas, edificios, hospitales, escuelas, calles y carreteras derrumbados, colapsados o dañados por los sismos de los días 7 y 19 de septiembre.

El vicecoordinador del PRD en la Cámara Baja, Jesús Zambrano, dijo que luego de que más de 700 mil mexicanos quedaron sin techo y de que la reconstrucción pudiera llevar hasta dos años, de acuerdo con diagnósticos de expertos, el reto que viene para el país es serio.

Sobre todo, dijo, considerando que la Ciudad de México, el Estado de México y Puebla resultaron ser de los más afectados, los cuales representan una cuarta parte del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, por lo que se estima que casi un millón de personas podrían ser arrojadas al subempleo como consecuencia de las afectaciones sufridas por unas 328 mil empresas, indicó.

“Esperamos que José Antonio Meade presente algo razonable para conformar un fondo nacional suficiente y que esté sensible al reclamo social de que el ejercicio de los recursos sea ágil, alejado del burocratismo y abierto, para que la sociedad pueda vigilar y auditar su aplicación sin corrupción y un uso alejado de preferencias electorales para ningún partido político, en vísperas de los comicios de 2018”, manifestó el perredista.

Por separado, el coordinador del PAN, Marko Cortés, indicó que la reconstrucción en las entidades afectadas por los sismos y huracanes implica acabar con el derroche, la opacidad y la falta de rendición de cuentas que han caracterizado al gobierno de Enrique Peña Nieto en los casi cinco años que van del sexenio.

Agregó que la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en el marco de sus facultades legales, debe iniciar de inmediato la realización de auditorías en tiempo real, para que México sepa lo antes posible cómo se usa el dinero de sus impuestos y garantizar que los recursos lleguen a las familias que en verdad lo necesitan y no a los bolsillos de los funcionarios.

“El gobierno ya anunció la entrega de tarjetas con dinero. Nosotros queremos que la ayuda llegue de inmediato, pero no estamos dispuestos a permitir que los funcionarios públicos utilicen estos recursos con fines electorales. Queremos transparencia en el gasto para la reconstrucción de las zonas afectadas”, expresó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS