Reconocen legado del genio de las presas

Josefina Vega Argüelles, hija del ingeniero Óscar Vega Argüelles, el genio mexicano de la ingeniería civil hidráulica, presentó tres libros sobre su vasta obra
Fotos: ESPECIAL
16/04/2018
02:23
Redacción
-A +A

Presidentes de cámaras empresariales y especialistas en el gremio industrial reconocieron la labor que durante 75 años realizó el ingeniero Óscar Vega Argüelles, superdotado de la ingeniería civil hidráulica mexicana.

En la presentación de los libros Prodigio mexicano de la consultoría, de la ingeniería civil y de la hidráulica, de su hija, la maestra Josefina Vega Argüelles, se destacaron los beneficios que generó con su trabajo, no sólo en México, sino en todos los continentes.

La pausa musical en la ceremonia estuvo a cargo de los magníficos concertistas Irina Shishkina en el piano y Sergei Gorbenko, en tanto que la comentarista fue Lena Kopylova.

Los tres volúmenes que integran Prodigio mexicano de la consultoría, de la ingeniería civil y de la hidráulica entregan al lector mil 800 páginas con la biografía del maestro Vega Argüelles y un recorrido por su trayectoria profesional, así como decenas de fotografías, planos, dibujos y bocetos realizados por él mismo.

“Es una información que yo saqué de la biblioteca privada de mi papá. Era sumamente discreto y modesto. Estos datos los encontré en la casa: fotografías, ponencias que él dictó. Fueron cinco años de trabajo”, comentó la maestra Josefina Vega Argüelles en entrevista.

Mediante estos libros, Vega Argüelles busca que las futuras generaciones conozcan el trabajo de su papá y a través de él sepan lo que se puede hacer por el país, puesto que, en la opinión del ingeniero Vega Argüelles, los ingenieros mexicanos son reconocidos en todo el mundo por su labor y capacidad.

“Dense cuenta de cuánto se quiere a México, de cuánto se puede hacer por nuestro país. Aquí la gente vale mucho y los ingenieros tienen un potencial enorme para hacer cuanta obra se presente aquí en México y fuera de él. La ingeniería mexicana es reconocida en el mundo entero. Ahora está un poco de capa caída, pero puede volver a resurgir”, dijo la escritora.

Los primeros capítulos de la obra incluyen el currículum del maestro Vega Argüelles, su biografía y proyectos de trabajo, así como preseas, premios y reconocimientos.

El segundo volumen es una extensión de algunos capítulos con información no incluida en la primera edición, y se agregan más datos sobre las presas.

En el tercero presenta nuevos textos y diplomas (más de 150) que se encontraban en el archivo técnico privado que el ingeniero guardaba en su casa sobre los reconocimientos y premios de organizaciones y sociedades internacionales, así como agrupaciones técnicas de México y del mundo entero.

presa_publicidad_58623190.jpg
Magistral. Las obras desarrolladas por el ingeniero Vega Argüelles se destacan no sólo por su calidad, sino por su majestuosidad.
 

El documento no estará disponible en librerías, pero se puede obtener de manera gratuita a través del formulario de contacto en el correo siguiente: [email protected].

Quería dominar técnicas avanzadas

“Óscar Vega Argüelles era un patriota que quería que su país dominara las técnicas más avanzadas en la ingeniería hidráulica, pero era también un ciudadano del mundo, como cualquier hombre realmente de ciencia. A lo largo del Siglo XX, los ingenieros de la Comisión Internacional de las Grandes Presas, como Óscar Vega Argüelles, han trabajado con pasión para impulsar los límites científicos y técnicos para llevar agua y luz a los cinco continentes”, dijo el secretario general de esta comisión, Michel de Vivo.

Este ingeniero mostró el respeto de Europa hacia el ilustre mexicano Óscar Vega Argüelles, al venir a México exclusivamente a esta ceremonia desde Francia.

ingenieria21_57851605_0.jpg
Michel de Vivo, titular de la Comisión Internacional de las Grandes Presas.
 

Se refirió principalmente al homenaje que en Hanói, Vietnam, se le rindió al ilustre ingeniero Óscar Vega Argüelles por el honor con que había representado a su amada patria.

placa_publicidad_58623195.jpg
Prolífico. El nombre del ingeniero Óscar Vega Argüelles aparece en las placas de inauguración de incontables obras.
 

En la ceremonia para presentar los libros, la cual se llevó a cabo en la Capilla del Palacio de Minería, Eugenio Laris Alanís, ex director de Proyectos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), destacó la trayectoria profesional de Vega Argüelles, quien inició su carrera en la Comisión Nacional de Irrigación, donde se desempeñó como director de Estudios y Proyectos, teniendo bajo su cargo a más de 500 ingenieros. Llegó a la Secretaría de Recursos Hidráulicos (SRH), dependencia en la que “participó y fue responsable del diseño, proyecto y construcción de todas las presas en nuestro país, como director de Estudios y Proyectos”.

Tenía amplio conocimiento de inglés, francés y alemán. Siempre fue un caballero, siempre un genio modesto, resaltó Laris Alanís.

Posteriormente se incorporó a la iniciativa privada, en la cual fundó la compañía CIEPS de consultoría, ingeniería, estudios, proyectos y supervisión para innumerables obras hidráulicas en México y El Salvador. Esta firma estaba constituida por socios de alto nivel en ese sector, con amplios conocimientos de los trabajos por desarrollar.

Trabajó como consultor independiente para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Argentina y Colombia, así como en la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y Estados Unidos, como asesor técnico de la CILA (presas Falcón, Anzaldúas, La Amistad y Morelos). Con la Organización vde Naciones Unidas (ONU), en Brasil, Tanzania y Corea. Como director general y presidente de CIEPS desarrolló proyectos en República Dominicana. Se le llamaba cariñosamente El Hombre Presa, recordó su hija.

 

Vega Argüelles era amable, gentil y de pocas palabras.

 

En lo personal, destacó “su personalidad, su gran temperamento humano, siempre amable y gentil en su trato, pero al mismo tiempo perspicaz, con un carisma que era visible. De pocas palabras, pero suficientes para atraer la atención: cuando él hablaba todo mundo escuchaba con atención”, resaltó la maestra Vega.

Era un excelente gourmet, amaba la buena música, la que escuchaba desde la escuela secundaria, saboreaba los buenos vinos, jugaba frontenis y era campeón de tiro con pistola y con fusil.

Disfrutaba enormemente la música mexicana, la colombiana y española, principalmente. Disfrutaba la vida al máximo y le dedicaba el 70% de sus actividades a su trabajo, que amaba apasionadamente.

México le debe el servicio de agua

Salvador Landeros Ayala, presidente de la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros, destacó el “espíritu creador de instituciones” de Vega Argüelles, a quien, dijo, el país “le debe contar con servicios de agua potable en muchas regiones de la República”.

El maestro Óscar Vega Argüelles fue nombrado por el Banco Mundial (BM) director de los consultores internacionales para las presas de Aguamilpa, Zimapán y Huites.

“El ingeniero Vega [Argüelles] coincidía en que el costo de no hacer ingeniería era enorme. En gran medida, los países que tienen riqueza la han hecho, principalmente, por la ciencia, la ingeniería y la tecnología, y sin ello no es posible ser competitivos, ni como empresas ni como países”, dijo Landeros.

fotos_para_reportaje_pagado_58948429.jpg
Muchos de los diplomas que le fueron otorgados al ingeniero Óscar Vega Argüelles por su excelencia profesional. Gran cantidad de ellos fueron concedidos por presidentes.
 

El presidente de la CNEC, el ingeniero Alejandro Vázquez López, destacó que el fundador de esta importante institución había sido el ingeniero Óscar Vega Argüelles.

El ingeniero Vega Argüelles obtuvo una distinción que nadie más posee en México: Honorary Member, de la American Society of Civil Engineers (ASCE), por oposición. Existen 200 mil miembros de esta asociación y sólo 150 miembros honorarios. El ingeniero Vega Argüelles fue ovacionado por todos los estadounidenses, que le gritaban: ”¡Viva Óscar!”, “¡Viva México!”.

El ingeniero Randall Over, presidente de la ASCE, opinó que la obra del ingeniero Óscar Vega Argüelles es un legado para los ingenieros civiles de nacionalidad estadounidense.

El doctor Giovanni Lombardi, quien trabajó bajo las órdenes de este ilustre ingeniero mexicano, dijo: “Tuve el privilegio de aprovechar sus ideas geniales en la presa de Zimapán”.

El doctor Wolfgang Pircher exclamó: “Parece increíble que haya hecho este prominente ingeniero mexicano tantas obras en una sola vida humana”.

El ingeniero fue presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México y fundador del mismo. También fundó la Asociación Mexicana de Hidraúlica, cuyo presidente, el maestro Víctor Bourguette, presentó un interesante video sobre algunas presas.

El ingeniero Vega Argüelles viajó a Colombia 42 veces tan sólo en viajes técnicos. Era llamado por el mismo presidente de este país hermano, Virgilio Barco, también ingeniero civil, que lo admiraba y quería para que fuese a realizar consultorías de trabajos hidroeléctricos y civiles.

El ingeniero Vega Argüelles es modelo ejemplar a seguir por beneficiar a millones y millones de seres humanos en el país y en el mundo entero. Ha sido siempre reconocido mundialmente no sólo por sus conocimientos, sino también por su presencia, modelo que pueden seguir con orgullo las generaciones futuras.

Estaba conectado con el Cosmos, con los cuatro elementos para utilizar el agua como una fuente mágica.

¡Honor a quien honor merece!

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS

Documento sin título
 
Ofertas Walmart OFERTAS
WALMART
Xcaret Promociones

XCARET
PROMOCIONES

Codigo promocional barcelo

CÓDIGO PROMOCIONAL BARCELÓ

cupon envia flores

CUPÓN
ENVIA FLORES

cupon ebay

CUPÓN EBAY