¿Quiénes ganaron la Belisario Domínguez en estos 10 años?

A lo largo de los 63 años en que el Senado ha entregado la presea, solo seis mujeres la han recibido. Este año fue entregada a la bióloga Julia Carabias
Algunos condecorados: Julia Carabias (2017); Alberto Baillères (2015); Cuauhtémoc Cárdenas (2011); y Eraclio Zepeda (2014) (Foto: Archivo / EL UNIVERSAL)
06/12/2017
19:13
Pedro Solá Porta López
-A +A

Julia Carabias es la primera mujer en 21 años que recibe la Medalla Belisario Domínguez, desde que Griselda Álvarez la obtuviera en 1996.

A lo largo de los 63 años en que el Senado ha entregado la presea, solo seis mujeres la han recibido: Rosaura Zapata (1954), María Hernández Zarco (1963), María Cámara Vales, viuda de Pino Suárez (1969); María Lavalle Urbina (1985) y las ya mencionadas Álvarez y Carabias.

Si bien la Comisión de la Medalla Belisario Domínguez en el Senado propone a posibles galardonados, las bancadas del PRI, PAN y PRD, siguiendo un esquema de rotación, tienen mano para definir a los premiados.

En este 2017, la distinción fue impuesta a Carabias por el presidente de la Cámara Alta, Ernesto Cordero.

Julia Carabias, bióloga por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fue la secretaria de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca en el sexenio del priísta Ernesto Zedillo.

Antes, por parte de la UNAM, fue la coordinadora del Programa de Investigación y Desarrollo Rural de Aprovechamiento Integral de Recursos Naturales (PAIR), en el que participaron gobierno, organizaciones e iniciativa privada.

EL UNIVERSAL revisa la trayectoria de quienes han recibido la condecoración en los últimos diez años.

PERFILES

El periodista Miguel Ángel Granados Chapa fue electo para la distinción en el 2008. Nacido en Mineral del Monte, Hidalgo, el comunicador contendió a la gubernatura de su estado en 1999 por la alianza PRD-PT, obteniendo el 13.8% de los votos.

Granados Chapa fue fundador del semanario Proceso y de los diarios Unomásuno, La Jornada y Reforma. Escribió la columna “Plaza Pública”, nombre que también eligió para un programa informativo en Radio UNAM.

Autor de libros, entre sus títulos se encuentran “Alfonso Cravioto: Un liberal hidalguense” (1984), “Comunicación y política” (1986) y “Buendía: El primer asesinato de la narcopolítica en México” (2012). Murió el 16 de octubre del 2011 a los 70 años.

En el 2009, la Belisario Domínguez fue para Antonio Ortiz Mena, quien trabajó como director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y como secretario de Hacienda en el gobierno federal.

Ortiz Mena fue el encargado de las finanzas públicas en dos sexenios, el de Adolfo López Mateos y el de Gustavo Díaz Ordaz, entre 1958 y 1970. De acuerdo con el sitio web del Senado, este periodo se caracterizó por un crecimiento económico del 6.6% anual y por cómo “la producción agrícola fue sustituida por la industrial”.

Después de su etapa en Hacienda, Ortiz Mena dirigió el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por 17 años. Se retiró como director de Banamex, institución que estuvo bajo su liderazgo entre 1988 y 1991. El banquero chihuahuense murió el 12 de marzo del 2007 a los 99 años.

Javier Barros Sierra y Luis H. Álvarez fueron los distinguidos por el Senado en el 2010. Barros Sierra fue rector de la UNAM durante las manifestaciones estudiantiles de 1968, luego de ser secretario de Obras Públicas entre 1958 y 1964.

Barros Sierra, ingeniero civil con maestría en ciencias matemáticas, fue académico de la UNAM y escribió, junto a Roberto Vázquez García, el volumen “Introducción al cálculo diferencial e integral”.

Por su parte, Luis H. Álvarez se convirtió en figura emblemática de la oposición política al acceder a la alcaldía de Chihuahua por el PAN en 1983. Después, desde 1987 y hasta 1993, se convirtió en el líder nacional de los blanquiazules en una época en que Acción Nacional se hizo de sus primeras gubernaturas en Baja California, Chihuahua y Guanajuato.

A los 96 años, el panista falleció el 18 de mayo del 2016.

En el 2011 la medalla recayó en Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, tres veces candidato presidencial y primer jefe de gobierno del entonces Distrito Federal.

Cárdenas fue fundador del PRD en 1989, partido al que renunció el 25 de noviembre del 2014. Recientemente, el también exsenador y exgobernador de Michoacán, publicó el libro “Cárdenas por Cárdenas” bajo el sello Debate en el que narra la vida de su padre, Lázaro Cárdenas.

Al año siguiente —2012— el premiado fue Ernesto de la Peña, reconocido lingüista y divulgador de la cultura. El Senado lo describe con estas palabras: “Hombre de sabiduría deslumbrante y humildad sorprendente, destacó en el conocimiento de la literatura, el arte de la lingüística, la filosofía y la música”.

Apasionado de los idiomas, De La Peña hablaba español, inglés, francés, italiano y alemán. También estudió sánscrito, árabe y filosofía de la ciencia.

Con este bagaje publicó obras como ““Las estratagemas de Dios” (1988), “La rosa transfigurada” (1999) y “Palabras para el desencuentro” (2005), además de conducir el programa “Textos y pretextos” en Canal 22.

Ernesto de la Peña murió el 10 de septiembre del 2012 a los 84 años.

La Belisario Domínguez fue entregada post mortem al fundador del PAN, Manuel Gómez Morín, en el 2013. Originario de Chihuahua, pero habiendo vivido su infancia en Guanajuato, el político llegó a la Ciudad de México para estudiar la carrera de derecho en la UNAM.

Antes de fundar el PAN, en septiembre de 1939, Gómez Morín presidió el Banco de México, desde donde impulsó créditos al sector agrícola. Entre 1933 y 1934 fue rector de la máxima casa de estudios, cuando esta acababa de ganar su autonomía. Retirado de la vida pública, murió el 19 de abril de 1972.

Eraclio Zepeda, escritor chiapaneco, recibió la condecoración en el 2014, meses antes de su muerte el 17 de septiembre del 2015.

Fue militante del Partido Comunista Mexicano, diputado federal por el Partido Socialista Unificado de México (PSUM) y miembro fundador del PRD. En los años sesenta y setenta ejerció la docencia en Cuba, China y la Unión Soviética.

Su primer libro, “Benzulul”, publicado en 1959, está entre las grandes colecciones de cuentos de la literatura mexicana. Zepeda también incursionó en la poesía, el teatro y la novela, llegando a escribir una saga épica ambientada en Chiapas hacia el final de su vida.

Esta tetralogía incluye los títulos “Las grandes lluvias” (2006), “Tocar el fuego” (2007), “Sobre esta tierra” (2012) y “Viento del siglo” (2013).

En el 2015 el Senado reconoció a Alberto Baillères, empresario y dueño del Grupo Bal, conglomerado de empresas en el sector minero, educativo y energético. El grupo integra a la cadena de tiendas departamentales El Palacio de Hierro, a la aseguradora GNP y a Industrias Peñoles, que se especializa en la extracción de metales como oro y plata.

Además, Baillères es propietario del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), alma máter de importantes funcionarios en el sexenio de Enrique Peña Nieto, pues de ahí se graduaron José Antonio Meade, aspirante a precandidato presidencial por el PRI; el canciller Luis Videgaray y el exdirector de Pemex Emilio Lozoya.

Finalmente, el año pasado la medalla fue para Gonzalo Rivas Cámara, ingeniero en sistemas computacionales, quien el 12 de diciembre del 2011 apagó un incendio en una gasolinera sobre la Autopista del Sol, a la altura de Chilpancingo, Guerrero.

Rivas murió a las tres semanas, víctima de las quemaduras, el 1 de enero del 2012.

La lista de galardonados con la Belisario Domínguez, que se entregó por primera vez en 1954, incluye a otras figuras como Gerardo Murillo 'el Dr. Atl' (1956), Jaime Torres Bodet (1971), Salvador Zubirán (1986), Rufino Tamayo (1988) y Carlos Fuentes (1999).

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios