PRI propone que particulares puedan financiar a partidos

Frente Ciudadano por México presenta reforma y pide dejar protagonismos; no importa quién decidió primero ceder 100% las prerrogativas: Barrales
En primer plano (de izq. a der.), los presidentes del PAN, Ricardo Anaya, y del PRD, Alejandra Barrales, quienes proponen la creación de un fondo especial para damnificados por el sismo, que tenga una auditoría y contraloría ciudadana. (LUCÍA GODÍNEZ)
27/09/2017
02:08
Suzzete Alcántara y Alberto Morales
-A +A

[email protected]
 

El PRI presentó ayer en la Cámara de Diputados su iniciativa para quitar los recursos públicos a los partidos, la eliminación de los diputados federales y locales plurinominales, misma en que abre la puerta a recibir recursos de entes privados.

La iniciativa de reforma constitucional busca permitir el financiamiento privado de los partidos políticos, a través de militantes, simpatizantes y personas morales con nacionalidad mexicana, tanto para el mantenimiento de éstos como para sus campañas electorales.

De acuerdo con la propuesta, en el artículo 41 se lee: “La ley determinará los montos máximos de financiamiento privado que los militantes, simpatizantes y personas morales de nacionalidad mexicana podrán aportar a los partidos políticos que hayan mantenido su registro después de cada elección”.

Contrario al PRI, el Frente Ciudadano por México propone que los partidos políticos se sostengan mediante aportaciones de militantes, simpatizantes y mecanismos de autofinanciamiento: “La ley determinará los montos máximos (…), los cuales se ajustarán a criterios de transparencia y vigilancia”.

Con su propuesta, el PRI busca un ahorro de alrededor de 20 mil millones de pesos, que podrían destinarse a la reconstrucción por el sismo.

Por separado, el Frente Ciudadano por México, integrado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano (MC), se pronunció en favor de dejar los protagonismos y egoísmos sobre la paternidad de la iniciativa de eliminar 100% de los recursos públicos de los partidos políticos.

EL UNIVERSAL publicó ayer que los partidos se disputan la paternidad de estas propuestas.

Al presentar en la Cámara de Diputados su iniciativa de reforma para eliminar los recursos públicos que se otorgan a los partidos, la presidenta del PRD, Alejandra Barrales, pidió no politizar las propuestas y centrarse en ayudar a los damnificados del sismo del 19 de septiembre pasado.

“Eso es lo que pensamos en el Frente Ciudadano. La gente está pidiendo que pensemos en ellos, no en nuestros partidos ni en nuestros intereses. Hacemos un llamado a las otras fuerzas políticas para despolitizar el planteamiento, porque no se trata de hacerle ver a la gente que esto es una subasta para ver quién da más. Es dinero de la gente”, externó.

La iniciativa del Frente solicita además de la eliminación de los recursos para partidos, la articulación de un plan de austeridad que sea incluido en el Presupuesto de 2018, en el que se plantea limitar la publicidad gubernamental, eliminar gastos médicos mayores y los seguros de vida.

“Menos burocracia eliminando también el personal contratado por honorarios, hasta 50%, reducción de la mitad de personal con cargos de jefe de departamento y secretarios, subsecretarios y sus equivalentes en otras dependencias.

El presidente del PAN, Ricardo Anaya, dijo que con este plan se ahorrarán 60 mil millones de pesos, que se sumarían a los fondos para la reconstrucción por el sismo.

“Es una propuesta de reforma constitucional que entraría en vigor de manera inmediata, implica canalizar 100% del dinero de los partidos hacia los damnificados e implica obligar al gobierno federal a apretarse el cinturón para que la bolsa sea de 60 mil millones de pesos”, precisó.

El coordinador nacional de MC, Dante Delgado, añadió que la iniciativa propone también la creación de un fondo especial que tenga una auditoría y contraloría ciudadana, a fin de que el gobierno federal no sea el responsable de administrar los recursos de los damnificados.

La coordinadora de Morena, Rocío Nahle, presentó una iniciativa para crear una “ley de austeridad republicana” que permita un ahorro de 302 mil millones de pesos y que propone que un colectivo de funcionarios administre los recursos.

Inai busca ahorros. El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos (Inai) cancelará las actividades de la Semana Nacional de Transparencia 2017, programadas para los días 4, 5 y 6 de octubre, al ser “prioritaria la emergencia” que vive país tras los sismos de los días 7 y 19 de septiembre pasados. El instituto busca mandar una señal de solidaridad con la población afectada, informó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS