PRI instala comisión de ética partidaria

Su actuación no será retroactiva ni tiene capacidad para sancionar, explica el partido
José Antonio González Fernández
Titular. José Antonio González Fernández fue nombrado presidente de la Comisión Nacional de Ética Partidaria del PRI. Foto: ESPECIAL
09/03/2018
02:40
Ariadna García
-A +A

[email protected]

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) instaló su Comisión Nacional de Ética Partidaria, que parte de cero, sin retroactividad ni capacidad para sancionar.

José Antonio Meade, candidato presidencial del tricolor, fue testigo de la instalación del nuevo órgano que se encargará de vigilar y, en su caso, investigar conductas ilícitas de militantes (candidatos y funcionarios públicos).

José Antonio González Fernández, presidente de la comisión, dijo en entrevista que ésta no tendrá que ver con los casos pendientes de ex gobernadores priístas acusados de corrupción: Roberto Borge, Eugenio Hernández, Rodrigo Medina y César Duarte, de quienes se pidió su expulsión del partido, pero la Comisión Nacional de Justicia Partidaria tiene congelados los archivos.

En agosto de 2017 la Asamblea Nacional del PRI aprobó la creación de la Comisión Nacional de Ética Partidaria, a través de la cual se busca el combate a la corrupción de militantes y simpatizantes que, en nombre del partido, busquen o encabecen algún cargo de elección popular o estén en la función pública.

La comisión nacional se compone de ocho integrantes que rindieron protesta desde octubre pasado. Además de que en cada estado se instalará una representación local.

Ayer, a las 8:38 horas, quedó instalada en su totalidad la nueva comisión, que estará vigilante del actuar de los candidatos priístas en el actual proceso electoral.

De lo que se trata, explicó el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, es de prevenir toda conducta que atente contra cualquier principio ético.

Meade se sometió al escrutinio de la comisión; pidió una revisión permanente de su gestión, de su conducta, desempeño, para que en caso de una desviación ética se denuncie de manera pública.

De cero. El presidente de la Comisión, José Antonio González Fernández, dijo que este nuevo órgano priísta estará atento para recibir denuncias de militantes, simpatizantes o quien sea, para hacer notar conductas ilícitas, no éticas, de algún integrante de gobierno priísta o candidatos.

Cuestionado sobre la atracción de casos como los de ex gobernadores acusados de corrupción y que aún son miembros del PRI, dijo que ello se quedará en la Comisión Nacional de Justicia Partidaria.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS