Negociar conflictos, un arte de la política, dice Aguilar Coronado

El ex senador panista afirma que el diálogo es un instrumento útil para resolver conflictos, además de ser un arte que genera "bienes públicos", distensa y acerca a los contrarios
Ricardo Rocha, Luis Antonio Godina Herrera, Carlos Navarrete, Manlio Fabio Beltrones, Marco Humperto Aguilar, José Woldenberg y Marko Cortés, en la presentación del libro "La negociación ¿Es necesaria la política? (IVAN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
15/03/2018
23:54
Juan Arvizu Arrioja y Alberto Morales
-A +A

El ex senador de Acción Nacional, Humberto Aguilar Coronado presentó su libro "La negociación ¿es necesaria en la política?", en donde indicó que la negociación se trata de un instrumento útil para resolver conflictos, es un arte que genera "bienes públicos", y mediante el diálogo distensa y acerca a los contrarios.

José Woldenberg Karakowsky, prologuista del libro que fue presentado en la Antigua Sede del Senado, dijo que en la política mexicana "podemos observar negociaciones que se llevan a cabo en un determinado marco institucional y normativo y que resultan legítimas, porque no desgastan, sino fortalecen, al entramado institucional democrático".

El ex presidente del PRD, Carlos Navarrete Ruiz, dijo que al surgir la pluralidad en el poder Legislativo, en los años ochentas, "negociar era una palabra maldita, sinónimo de transa, de vender la lucha", y en público se satanizaba la negociación con el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, mientras que en la Secretaría de Gobernación, se buscaban acuerdos con Fernando Gutiérrez Barrios.  

En política, siempre hay que negociar, dijo Navarrete, y no se trata de la entrega de una de las partes, ni de una lucha de vencidas, es una práctica que supone reconocer diferencias entre los interlocutores y enemigos políticos.

A días de iniciar las campañas presidenciales, dijo que el proceso electoral tiene momentos tensos y se percibe que toma forma una confrontación que puede desbordarse, y nadie puede saber cómo acabe, y pidió considerar el día después de las elecciones, con un escenario en el que el Presidente no tuviera el Congreso de su lado para terminar el sexenio.  

En esa perspectiva, agregó, Navarrete Ruiz, sacar un contendiente hará estallar a pedazos cualquier intento de negociación futura, lo que significa que en el momento actual y el corto plazo, la herramienta de la negociación, debe facilitar el alcance de las soluciones necesarias.

Manlio Fabio Beltrones Rivera, ex presidente del PRI, dijo que los debates histriónicos de los candidatos para aparecer en los medios de comunicación, "nos aleja de la negociación del día después, y pocos, hoy se ocupan de ello".

Recordó que la política es un arte que acerca a los diferentes en objetivos comunes, y advirtió que "la política sin negociación y acuerdos no es útil.  "Hoy es necesario el diálogo, la negociación y los acuerdos para avanzar", expresó.

Marko Cortés, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de diputados consideró la obra de Aguilar Coronado, editada por Porrúa como un manual que va a servir a quienes no han vivido procesos de negociación política, y citó al autor que señala que cuando es colaborativa, todos ganan.

Humberto Aguilar Coronado afirmó que "una de las grandes trampas de nuestros tiempos son los extremos, y en medio de esa cultura de la guerra, de la lógica del todo o nada, debemos hacer valer la estructura del diálogo, de la razón, de la comprensión, de la lógica y de la negociación en la acción política".

Estableció que "la negociación es necesaria en la política porque se negocia para resolver conflictos, se negocia para integrar mayorías y se negocia para sacar adelante las reformas a las leyes en el Congreso, y las políticas públicas que se deben implantar.  Al mismo tiempo es un instrumento que nos sirve para alcanzar objetivos planteados a futuro".

Señaló que "la negociación debe servir como instrumento eficaz para llegar al acuerdo necesario; incluso, es una obligación de los políticos que viven en democracia".

Aguilar Coronado manifestó que "todos los países necesitan el diálogo para buscar soluciones a sus problemas, pero el diálogo en donde nadie se considere poseedor de la verdad, en el que todos participen con un carácter de igualdad, en el que se respete al de enfrente, tratando de convencerlo con argumentos, pero con una apertura tal, que sus argumentos puedan llegar a convencer".

El libro incluye el estudio de tres ejemplos prácticos de negociación política: el Presupuesto de Egresos de la Federación; el Pacto por México y la renegociación en curso del TLC de América del Norte.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS