Nacionalismo, ante acoso de Trump: Carlos Salinas

El ex presidente de México dice que relación con EU debe ser con reglas; tratado fue un instrumento y no una panacea, dice al presentar nuevo libro
El ex presidente Carlos Salinas de Gortari (centro) presentó ayer su nuevo libro Aliados y Adversarios, TLCAN 1988-2017, en el Colegio de Ingenieros Civiles de México. Foto: JUAN BOITES. EL UNIVERSAL
24/11/2017
01:56
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

El ex presidente Carlos Salinas de Gortari afirmó que ante el acoso del mandatario estadounidense, Donald Trump, la exigencia es tener un talento extraordinario y profundo nacionalismo por parte de los negociadores mexicanos en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Aseguró que la izquierda y hasta “El Innombrable”, refiriéndose a Andrés Manuel López Obrador, presidente de Morena, han defendido el acuerdo comercial.

En el Colegio de Ingenieros Civiles de México presentó su nuevo libro Aliados y Adversarios, TLCAN 1988-2017, de la editorial Debate.

El ex jefe del Ejecutivo y Herminio Blanco Mendoza, quien fuera el jefe del equipo negociador del tratado, relataron el entramado para llegar a la aprobación de un acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá.

“Cito en el prólogo del libro dos declaraciones. Una del dirigente del PRD hace dos meses, quien dice literalmente: ‘Nos equivocamos al oponernos al Tratado de Libre Comercio en su inicio, hoy es un momento de defenderlo’. La otra, de hace dos semanas, no voy a decir de quién porque es El Innombrable, quien declaró y cito: ‘El Tratado de Libre Comercio debemos de defenderlo’”, señaló.

Entre al menos siete citas de filósofos y políticos, Salinas de Gortari dijo que los estadounidenses tendrían que aceptar que “la relación con México es con reglas y no con desplantes personales o caprichos”.

Expresó que la contraparte de la actual renegociación, Trump, exige un talento extraordinario y un profundo nacionalismo. “En el caso del presidente Trump, sus propios compatriotas, allá en Estados Unidos, lo han señalado como misógino, corrupto y vengativo. Incluso, su contrincante en la elección presidencial lo describió, en su libro reciente, como un bravucón incompetente para ejercer la presidencia. Es nuestra contraparte y eso exige un talento extraordinario y un profundo nacionalismo”.

Ante un reducido número de personas quienes asistieron a la presentación de su libro, explicó que en la actualidad en la renegociación del tratado con EU y Canadá, existe una realidad de acoso que arranca con la elección del republicano.

“Tenemos una nueva realidad, la del acoso ante un evento inesperado y que ha resultado adverso, arranca con la elección de Trump”, afirmó.

Precisó que vuelven los estereotipos de autoridades estadounidenses hacia México y lo realizan “con un lenguaje inaceptable y el intento de construir un muro para separar dos naciones, cuyas relaciones históricas hacen imposible que en los hechos tenga viabilidad modificar lo que la realidad va mostrando”.

Aseveró que la idea de cancelar el pacto no tiene justificación cuando el desbalance entre China y la Unión Americana es 10 veces superior al de México. Afirmó que la República tiene cambios en sus políticas que no han sido reconocidos, como la apertura del petróleo a la inversión extranjera. “Hay cambios que los mexicanos hemos hecho hoy de manera bilateral que no se nos han reconocido por Estados Unidos: la apertura del petróleo a la inversión extranjera y mayor inversión foránea en la banca.

“Parece que hay más telarañas mentales que racionalidad”, dijo sobre la posición de Estados Unidos.

Detalló que México es la solución y no el problema como lo ve Estados Unidos tras impulsar una renegociación del TLCAN.

Anda muy “declarador”: AMLO. Luego de que el ex presidente Salinas de Gortari lo calificó como El Innombrable, Andrés Manuel López Obrador le respondió que anda muy declarador y lo señaló de haber entregado los bienes de la nación a particulares.

De gira por Jalisco, el tabasqueño dijo: “Ahora [Salinas de Gortari] está muy declarador”, pero desde que fue Presidente de México empezaron las llamadas privatizaciones.

“Las empresas públicas se pasaron a manos de particulares, nacionales y extranjeros como Teléfonos de México, los bancos, Ferrocarriles Nacionales. Recientemente se privatizó la industria eléctrica y el petróleo. Con Salinas de Gortari se privatizó la empresa Fertimex y la planta en Pajaritos, Coatzacoalcos, Veracruz, pasó a manos del empresario Alonso Ancira, quien también recibió la empresa pública Altos Hornos de México”, acusó López Obrador.

En entrevista a medios, López Obrador les recomendó a Salinas de Gortari y al presidente Peña Nieto “se sienten” para decidir quiénes serán los candidatos del PRI a la elección presidencial de 2018.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS