“Los políticos se ocultan al hablar de nosotras”

No se han podido parar los crímenes de odio, con todo y las alertas de género y órdenes de protección, dice
“Los políticos se ocultan al hablar de nosotras”
Diva Gastélum Bajo Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género del Senado (PRI) (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
08/03/2018
02:48
Juan Arvizu
-A +A

[email protected]

“Los hombres políticos se esconden para hablar de las mujeres políticas. Tienen resistencias y siguen actuando en contra de nosotras. Sus actitudes son parte de la pandemia de violencia que tenemos que parar, que tanto nos ofende”, dice la presidenta de la comisión senatorial para la Igualdad de Género, Diva Gastélum Bajo (PRI).

“Hay avances, pero también muchas resistencias”, en la causa a favor de la mujer. Y se genera una idea “de que hemos quitado algo a alguien, y esa es una resistencia misógina, que nos sigue provocando muchos problemas”, señala la senadora sinaloense.

Gastélum Bajo es entrevistada entre reuniones de comisiones y habla de la preocupación de que los indicadores de la condición de la mujer no mejoran, aun cuando hay diversos avances que se potencian con una aportación que realizó esta legisladora: la creación del reconocimiento Elvia Carrillo Puerto.

¿También defendió los derechos políticos de la mujer?

—Claro. Se significó por ser una mujer defensora de los derechos políticos de manera muy avanzada, junto a su hermano, su familia, y de muchas mujeres que revolucionaron esto.

Es un emblema al que honramos su memoria y donde reconocemos la participación de muchas mujeres.

¿Quién ha ganado este reconocimiento?

—Marcela Lagarde de los Ríos (2014), quien ha sido una gurú en este tema, acuñó el témino “feminicidio”, que escandalizó, pues decían: “¿cómo? Entonces, ¿se vale varonicidio? Porque también los hombres mueren”. Sí, pero la circunstancia de cómo muere una mujer es distinta.

El crimen de odio por el que mueren las mujeres que no hemos podido bajar, con todo y alerta de género, ordenes de protección. No hemos podido reducir uno de los fenómenos que ofenden más no sólo a nuestro género, a la sociedad.

¿La distinción resalta la trayectoria de mujeres ejemplares?

—Así es. La embajadora Carmen Moreno Toscano (2015) es una mujer que ha llevado la voz de México por el mundo, especialmente en el tema de mujeres. Seguidamente, Rosario Marín (2016), una mujer que sale de México por situaciones muy especiales y se convierte en la primera mujer tesorera hispana en un gobierno eminentemente gringo y demuestra que una mujer puede ser transparente, honrada, honesta y muy profesional. Gloria Ramírez Hernández (2017), académica defensora de los derechos humanos de las mujeres, que dedica su tesis de doctorado al estudio de la división sexual del trabajo de las obreras de la Ciudad de México. Y María Elena Chapa (2018), la matriarca de todas nosotras.

¿Qué utilidad han tenido estos reconocimientos que otorga el Senado?

—Los méritos de las galardonadas nos han puesto en contexto de lo que somos capaces las mujeres, y puede desterrar, y todavía no lo hemos logrado, esta discriminación que hay hombre-mujer, y la idea de que hay más capacidades para un hombre que para una mujer.

Tras cinco años de visualizar a la mujer en la sociedad, ¿encuentra avances?

—Hay avances, pero muchas resistencias. Hay una idea de que hemos quitado algo a alguien y esa resistencia misógina sigue provocando muchos problemas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS