Se encuentra usted aquí

Los amigos y enemigos de Elba

La ex lideresa declaró al periodista Alberto Aguirre, que “de sus venganzas y resquemores, sólo se salvaban Marcelo Ebrard, Esteban Moctezuma y Jorge G. Castañeda. Son mis tres amores”
Los amigos y enemigos de Elba Esther
(ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
09/08/2018
01:11
Teresa Moreno
-A +A

Una amiga “excepcionalmente leal”, una mujer “cariñosa y dulce” con sus nietos y con “sus maestros” y una adversaria inmisericorde, así describe a Elba Esther Gordillo uno de sus más cercanos amigos, el ex canciller Jorge G. Castañeda.

A lo largo de su vida, la ex presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ha cosechado amistades, entre ellos el próximo secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, Jorge G. Castañeda y Marcelo Ebrard; y grandes enemigos, como Roberto Madrazo y el actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes.

Entre sus amigos más cercanos se encuentran el ex canciller Jorge G. Castañeda, una de las primeras personas en visitarla después de que alcanzó la libertad y fue absuelta; y el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle.

También se cuenta Manuel Camacho Solís, quien como regente del Distrito Federal en 1989 presentó a Gordillo Morales con el presidente Carlos Salinas de Gortari y operó para ella fuera quien relevara a Carlos Jongitud Barrios en el SNTE. También operó para que “la maestra” fuera nombrada delegada de Gustavo A. Madero.

De esta relación de cercanía surgió otra: la de Marcelo Ebrard Casaubón propuesto para ser el próximo canciller en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Entonces de 30 años de edad, Ebrard ante la caída de Jongitud Barrios y como operador principal de Camacho Solís, redactó los nuevos estatutos del sindicato para que Elba Esther Gordillo quedara al frente del mismo.

Aunque se han alejado y acercado en lo político con el transcurso de los años, mantienen su relación personal. En una entrevista con el diario español EL PAÍS en 2011 reconoció que, “ No soy Dios. He cometido muchos errores. Y sé que por mi mala fama tengo que tener cuidado al apoyar a tal o cual candidato. Que si digo que este país necesita ahora un gran pacto y que el candidato que más me gusta es Marcelo Ebrard, tal vez pueda estar perjudicando al señor”.

En esos años, también tuvo un acercamiento con Esteban Moctezuma, entonces funcionario de la administración salinista y hoy propuesto como próximo secretario de Educación.

El periodista Alberto Aguirre, autor del libro “Doña Perpetua” sobre Gordillo Morales, relata en una de sus columnas periodísticas que la ex dirigente magisterial solía decir que “de sus venganzas y resquemores, sólo se salvaban Marcelo Ebrard, Esteban Moctezuma y Jorge G. Castañeda. Son mis tres amores”, decía.

La relación continuó desde el sexenio de Salinas y se extendió incluso cuando Esteban Moctezuma era presidente de la Fundación Azteca.

Humberto Moreira, el ex gobernador de Coahuila que fue uno de los más cercanos a la maestra, de sus “consentidos”, ha sido su aliado, luego de que ella lo apoyó cuando fue candidato a la gubernatura de su estado, y cuando estuvo al frente del PRI planteó una alianza con ella para las elecciones de 2012. Actualmente, Carlos Moreira Valdés, integrante del Comité Ejecutivo Nacional del sindicato, se perfila para relevar a Juan Díaz de la Torre al frente del SNTE.

Con el dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala, el distanciamiento se dio luego de que en 2003 Gordillo Morales operó una escisión de 21 de las 78 organizaciones que participaban en la federación y que representaba a un millón 600 mil agremiados.

Tras la ruptura, Ayala acusó a su antigua aliada de padecer una “enfermedad crónica del poder”.

El pleito con Miguel Ángel Yunes Linares, hoy gobernador de Veracruz, fue uno de los más escandalosos y públicos; gracias a ella, el mandatario llegó a la dirección del ISSSTE durante la presidencia de Felipe Calderón Hinojosa. En 2008, el partido fundado por la maestra, Nueva Alianza, prometió forjar una alianza con el PAN para impulsar a Yunes como candidato a gobernador de Veracruz.

En 2011, Yunes Linares acusó  a la presidenta del SNTE, Elba Esther Gordillo, de haberle pedido 20 millones de pesos mensuales para el Partido Nueva Alianza (Panal).

Como legisladora en 2003, desde la Cámara de Diputados cabildeó para que el PRI accediera a aprobar el IVA en medicinas y alimentos, propuesta del gobierno foxista, lo que generó un enfrentamiento con Manlio Fabio Beltrones y Emilio Chuayffet Chemor, quien después se convertiría en el secretario de Educación Pública que operaría su encarcelamiento.

Se enfrentó con Roberto Madrazo primero por la conformación de las listas de diputados y senadores plurinominales; después, como coordinadora de los diputados del PRI, al impulsar las reformas fiscales de Vicente Fox

El 28 de octubre los diputados del PRI se rebelaron contra Gordillo y Madrazo se deslindó ella. El 18 de diciembre, la maestra fue relevada de la coordinación parlamentaria. Posteriormente, la maestra operaría a favor de la candidatura presidencial del panista Felipe Calderón lo que a la postre llevaría a su expulsión del PRI y a que creara el partido Nueva Alianza.

Antes de sucederla como dirigente del SNTE, Juan Díaz de la Torre, fue el secretario general del sindicato bajo la administración de Gordillo. El “güero”, como se le conocía entonces, era cercano a la profesora, tanto que cuando en febrero de 2013 le propuso que la sede de  la sesión extraordinaria del Consejo Nacional del SNTE, donde el sindicato determinaría la estrategia contra la reforma educativa, fuera en sus tierras: en Jalisco.

La promesa en ese momento fue que, como la organización del evento estaría a cargo de “el güero”, él se aseguraría que no hubiese interrupciones ni manifestaciones que opacaran el encuentro.

De esta forma, Gordillo Morales tuvo que hacer una escala en el aeropuerto de Toluca para viajar a Jalisco, procedente de California.

Sus colaboradores más cercanos, entre ellos su yerno Fernando González, se habían adelantado a preparar el encuentro, mientras que los liderazgos del sindicato se encontraban movilizados en aquella entidad. Gordillo Morales se quedó sola y fue cuando ocurrió su arresto acusada, entre otros delitos, de lavado de dinero y desvío de recursos.

En la madrugada del 28 de febrero, todavía en medio de la emergencia, Díaz de la Torre quien era secretario general de la gremial, fue nombrado presidente en sustitución de “la maestra”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS